Se podrá comprobar daños al patrimonio de particulares

Por ello se armonizará la iniciativa de Ley de Responsabilidad Patrimonial de Coahuila con la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos para dar bases objetivas a los ciudadanos.
El pleno del congreso aprobó por unanimidad el punto de acuerdo que fue planteado por el diputado Luis Gurza Jaidar.
El pleno del congreso aprobó por unanimidad el punto de acuerdo que fue planteado por el diputado Luis Gurza Jaidar. (Ana Ponce)

Saltillo, Coahuila

Se armonizará la iniciativa de Ley de Responsabilidad Patrimonial de Coahuila con la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, para dar bases objetivas a los ciudadanos en la comprobación del daño que se causa al patrimonio de particulares.

El pleno del congreso aprobó por unanimidad el punto de acuerdo que fue planteado por el diputado Luis Gurza Jaidar en el que solicitó a la Comisión de Gobernación, puntos Constitucionales y Justicia modificar del artículo 26 de la Ley de Responsabilidad Patrimonial, presentada por el Gobernador de Coahuila y que aún se encuentra en discusión, con el objetivo de que no sea una ley inaplicable.

El legislador comentó que para “que no se convierta en ley de letra muerta” es necesario se reforme éste articulo, antes de que la Ley sea dictaminada y en su caso aprobada por el Poder Legislativo.

"Si un ciudadano es afectado en su patrimonio, por la actividad irregular de un gobierno, podrá poner una inconformidad para que se le repare el daño sin tener que ser él mismo quien lo tenga que comprobar”, dijo Gurza Jaidar.

“Porque el articulo 26 actualmente establece que la carga de la prueba, para una falla en materia de responsabilidad administrativa de un gobierno, la tendrá que probar un ciudadano y eso la hace inviable”, expuso.

Refirió que ya hay jurisprudencia por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en materia de responsabilidad patrimonial, donde se considera que la carga de la prueba del daño al patrimonio del ciudadano también sea responsabilidad de la administración de gobierno.

“De manera tal, que si un ciudadano es afectado en su patrimonio, por la actividad irregular de un gobierno, podrá poner una inconformidad para que se le repare el daño sin tener que ser él mismo quien lo tenga que comprobar”, indicó.

Agregó que con esta  modificación se establece también que si las circunstancias le ponen al ciudadano la posibilidad de probarlo, así lo haga.

Sin embargo  maneja un segundo inciso donde se determina que si las circunstancias no establecen la prueba, porqué los documentos obran en el gobierno, entonces será el gobierno quien deberá demostrar “su bien actuar que no afectó el daño patrimonial por causa del gobierno”.