Protección no abarca las peleas de gallos y corridas

Mientras que los experimentos se realizarán únicamente cuando estén plenamente justificados. No se permite la venta ambulante en ferias y mercados.
Esteriliza a tu mascota.
Esteriliza a tu mascota. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

El Congreso del Estado aprobó la nueva Ley de Protección y Trato Digno a los Animales, sin embargo, en las prohibiciones se excluyen las corridas de toros, rodeos, carreras de caballos, charrería, novilladas y peleas de gallos.

Queda prohibido de acuerdo a la ley, el uso de animales vivos para prácticas de tiro, las peleas de perros, o cualesquiera otros animales entre sí o con ejemplares de otra especie, a excepción de las de gallos.

Se prohíbe la venta ambulante, reiterada, de animales en general, fuera de los establecimientos, ferias y mercados legalmente autorizados, abandonar a los animales en la vía pública.

Los experimentos que se lleven a cabo con animales, se realizarán únicamente cuando estén plenamente justificados y cuando los actos sean imprescindibles para el estudio y avance de la ciencia.

Así como el obsequio, distribución o venta de animales con fines de propaganda política, promoción comercial, obras benéficas o eventos escolares y como premios en sorteos, juegos, concursos, rifas y loterías.

La venta o donación de animales a menores de edad, sin permiso de sus padres o tutores, emplear animales en mítines, plantones, marchas y actos similares en los cuales no se les otorgue un trato digno.

El suministro de estimulantes no autorizados o sustancias que puedan alterar su salud, excepto cuando sea por prescripción facultativa.

El uso de animales en la celebración de ritos y usos tradicionales medicinales o afrodisíacos que atenten contra el bienestar del animal, el uso de animales vivos, como instrumento de entrenamiento en animales de guardia, ataque, o como medio para verificar su agresividad.

Los poseedores de los animales deberán cumplir con tratarlos humanitariamente y mantenerlos en buenas condiciones higiénicosanitarias, darles atención médica cuando así lo requiera, además de cumplir con un calendario de vacunación y desparasitación, según su especie y necesidades.

Deberán identificar a los animales que andan en la calle por medio de un collar con placa, esterilizar a los animales de compañía, a partir de los 3 meses y antes de los 6 meses.

La persona que tenga un animal de raza que haya adquirido, cuyo objeto no sea convertirse en criador, solicitará un permiso especial ante la instancia municipal correspondiente para su reproducción, se permitirá una camada, siendo los cachorros esterilizados a los tres meses de edad, para su venta o adopción.

No está permitida la venta o donación de animales a menores de edad, sin permiso de sus padres o tutores, emplear animales en mítines, plantones, marchas y actos similares.

El poseedor será responsable de adoptar las medidas necesarias para impedir que los animales ensucien las vías o espacios públicos.

Todos los sitios de cría, escuela de entrenamiento, cuidado y resguardo de animales, como son: criaderos caninos, ranchos, haciendas, ganaderías, establos, clubes hípicos, granjas, albergues o similares, deberán contar con los debidos permisos, además de tener instalaciones adecuadas para no exponer a enfermedades y maltrato a los animales.

Los criaderos deberán ubicarse fuera de áreas de alta densidad poblacional y contar con medidas de seguridad para evitar la contaminación ambiental por ruido, por los desechos propios de los animales o por los alimentos usados para ellos.

Queda prohibido establecer criaderos o refugios en zonas habitacionales, que alteren la tranquilidad de los vecinos y la contaminación al medio ambiente, requieren un médico veterinario zootecnista, como responsable de la salud de los animales y de la orientación a los interesados en adquirir una mascota.

Queda prohibida toda actividad experimental con animales que pueda causarles dolor, sufrimiento, lesión o muerte. Se adecuará a las normas específicas y requerirá, en su caso, autorización de la autoridad.

Los experimentos que se lleven a cabo con animales, se realizarán únicamente cuando estén plenamente justificados y cuando los actos sean imprescindibles para el estudio y avance de la ciencia, de acuerdo a las Normas Oficiales Mexicanas que al efecto se emitan.

Los animales destinados a experimentos serán objeto de la protección y cuidados generales previstos en esta Ley.