Protección animal pone en la cuerda floja a circos

Tras la aprobación de la ley que fue impulsada por Refugio Sandoval del PVEM en noviembre de 2014, sectores estuvieron a favor de la regulación que por otro lado afecta a quienes se dedican a ello.
Aseguran que en la mayoría de los casos los animales son maltratados al ser adiestrados para los espectáculos.
Existen en redes sociales cientos de videos y hay información relativa al trato que sufren los animales en el circo. (Víctor Cruz)

Torreón, Coahuila

A nadie le gusta ver que se maltrate a un animal. Tras la aprobación de la Ley de Protección Animal de Coahuila, impulsada por el diputado Refugio Sandoval del PVEM en noviembre de 2014, sectores de la población manifestaron su contento por esta regulación que ha afectado a quienes viven de estos shows.

El diputado del Verde dijo que al momento en Coahuila se ha solicitado el retiro de cuatro circos que traen animales.

Leyes similares ya se han aprobado en otros estados como Querétaro, o también en el Distrito Federal. Así mismo, a nivel Federal existe una legislación, para la que también hay detractores, pues ciertamente, no hubo consenso con los dueños, empleados, o encargados de circos.

Fernando Ibarra, ex torero, cronista taurino y colaborador de Multimedios, Andrés Canto, Gerente Presidente del Colectivo Nacional Circense, Javier Pérez, miembro y fundador de la A.C. Orejitas y Trompitas y el diputado del PVEM Javier de Jesús Rodríguez Mendoza, hablaron del tema.

Existen en redes sociales cientos de videos y hay información relativa al trato que sufren los animales en el circo. Pero según manifestó Andrés Canto, cuyo circo se encuentra ahora mismo instalado en Torreón, esta no es regla general en los circos del país.

Bajo argumentos como la tradición, Fernando Ibarra, taurino, señaló que es mentira lo que se comenta sobre que el toro es maltratado antes de salir al coso, porque así no daría “espectáculo”.

El diputado del Verde dijo que al momento en Coahuila se ha solicitado el retiro de cuatro circos que traen animales y que aunque existe resistencia por los propietarios, en encuestas se ha detectado que el 75% de la población en el Estado, está de acuerdo con dejar de maltratar a los animales de esa forma.

Agregó que sobre todo se trata de que la ley impacte a los niños, que no crezcan creyendo que es normal que un elefante se pare en una pata o que un tigre se pueda lanzar a un aro de fuego y que esas cosas tampoco generen placer.

Por su parte, los organismos protectores de animales han aplaudido la ley. En términos generales se busca que el maltrato para explotar a un animal se deje de generar, y en lo particular, crear conciencia desde la infancia para que estas prácticas desaparezcan.

En el caso del Italian Circus, de Saltillo vinieron a pedirles que retiraran a los animales del Estado, aunque la ley menciona que no deben exhibirse, y no plantea la prohibición de tenerlos.

Si bien existen espectáculos como el Cirque du Soleil, canadiense y que solo usa caballos en uno de sus espectáculos, manifestó Andrés Canto que en este caso el gobierno de Canadá subvencionó al circo con millones de dólares durante cinco años.

“A los circos mexicanos el gobierno nunca les ha dado nada, es más les quita. En vez de preocuparse por temas como los niños de la calle o de los niños que no tienen que comer, hacen leyes como esta. Recordemos que el PVEM fue expulsado de los partidos verdes del mundo”, manifestó Canto.

A lo cual, respondió el diputado Rodríguez, que sí, que fueron expulsados porque se pronunciaron a favor de la pena de muerte, algo que ningún partido verde del mundo apoya. La cuestión en sí es que las leyes existen ya y que se infringen.

En el caso del Italian Circus, de Saltillo vinieron a pedirles que retiraran a los animales del Estado, aunque la ley menciona que no deben exhibirse, y no plantea la prohibición de tenerlos, en plena ambigüedad legal.

Así como un animal salvaje en cautiverio, un tigre, un elefante, puede estar en condiciones buenas, un animal doméstico como un perro, un burro o un gato pueden ser víctimas de los maltratos más lesivos. Un tema que sin dudas seguirá dando de qué hablar, y para el que tal vez sea necesario replantear muchas cosas.