Congreso local aprueba Ley de Declaración de Ausencia

Con ello se busca brindar certeza jurídica a los familiares de desaparecidos en el estado de Nuevo León.

Monterrey

El Congreso del Estado aprobó por unanimidad la Ley de Declaración de Ausencia, que protege el patrimonio de las víctimas indirectas de la desaparición forzada, es decir de los familiares.

Tras varios meses de análisis y foros de consulta, y a sólo dos días de que concluya el periodo ordinario de sesiones, finalmente pudo concretarse este reclamo de los integrantes del grupo Amores y Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos.

Con esta norma, los deudos podrán solicitar la declaración de ausencia de sus familiares y que se le siga buscando, mientras ellos no ven mermado su patrimonio y puedan seguir con algunos trámites necesarios, principalmente en lo que se refiere a los hijos.

La ley, tiene como objetivo "garantizar la continuidad de la identidad y personalidad jurídica de las personas desaparecidas, además de brindar certeza jurídica de manera expedita a las víctimas indirectas de la persona desaparecida involuntariamente y por hechos violentos, a fin de que judicialmente se determine la representación de los intereses y derechos de dicha persona, aún y cuando no se conozca la identidad del responsable y sin importar el resultado de las indagaciones al respecto", señala en su primer artículo.

La solicitud de declaración de ausencia la pueden realizar los cónyuges, familiares ascendientes y descendientes, así como parientes colaterales y quienes tengan interés jurídico en la desaparición de una persona.

De manera oficial se reconocen más de mil 200 casos documentados en la Procuraduría General de Justicia del Estado, por lo que este mismo número de familias podrían verse beneficiados.

Para solicitar esta protección de la ley, se requiere hacer la denuncia por desaparición forzada ante el Ministerio Público y comprobar el parentesco con la víctima mediante documentos oficiales, y puede solicitarse a partir de que se tenga conocimiento de la ausencia.

"Una vez recibida la solicitud de declaración de ausencia por desaparición, el juez competente, podrá admitirla, desecharla o requerir al solicitante para que en el plazo de tres días aclare, corrija o complete la solicitud a fin de que se ajuste a lo dispuesto en el artículo 10 esta ley, de no hacerlo el solicitante, el juez repelerá de oficio la solicitud", señala.

Esta declaración de ausencia, permitirá a los familiares poder administrar los bienes de la persona, además de no padecer por las deudas contraídas y en caso de los descendientes poder realizar trámites como la emisión de un pasaporte.

Al mismo tiempo se realizaron algunos cambios en el Código Civil para dar aplicación a esta ley.

A favor del dictamen, los diputados Luis David Ortiz Salinas, independiente; Eduardo Arguijo (PRD); Guadalupe Rodríguez (PT), José Juan Guajardo (PRI), Francisco Treviño (PAN).