Segob exhorta a IP a colaborar con familias de ausentes

Lía Limón subsecretaria de Derechos Humanos del gobierno federal de visita en Saltillo dijo que es necesario se replique la Ley de Declaración de Ausencia de Coahuila en todo México.
Reunión plenaria con FUUNDEC.
Reunión plenaria con FUUNDEC. (Twitter Rubén Moreira)

Saltillo, Coahuila

El gobierno federal pidió a las autoridades de los distintos Estados del país adoptar la Ley de Declaración de Ausencia por Desaparición, vigente en Coahuila desde mayo pasado, pues se trata de un ordenamiento "modelo" que atiende las necesidades jurídicas de las víctimas y de sus familias, consideró la subsecretaria de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Lía Limón García.

"Es una ley que atiende un problema real, ojalá sea replicada en otras entidades federativas. Hemos tenido la oportunidad de hablar con autoridades de otros estados y poner esta ley como ejemplo", dijo.

La funcionaria federal estuvo este sábado en Saltillo, donde participó en una reunión de seguimiento entre el colectivo Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila (FUUNDEC) y representantes del Gobierno del Estado, encabezados por el gobernador Rubén Moreira Valdez.

"De manera respetuosa los invito a que desde nuestros distintos ámbitos nos sumemos a la solidaridad que se requiere para dar atención a esta problemática", expresó.

En este marco, dijo que la Ley de Declaración de Ausencia por Desaparición da cumplimiento a puntos importantes establecidos en la Ley General de Víctimas, entre ellos precisamente el de la declaratoria de ausencia, tema importante para las familias que tienen a un familiar desaparecido.

La legislación coahuilense acortó a 30 días el periodo para considerar a una persona como desaparecida y en la entidad la búsqueda se hace con el principio de que los ausentes están vivos.

"Estos son aspectos por destacar porque las familias quieren que la declaratoria de ausencia no implique necesariamente la presunción de muerte, quieren que se siga buscando a su familiar con vida, es un reclamo legítimo", dijo Limón.

Limón se refirió también a la advertencia de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y del Consejo Lagunero de la Iniciativa Privada (CLIP) para que las empresas se amparen si el gobierno o un juez las obliga a mantener el sueldo de un empleado que desaparezca.

"No es un llamado generalizado, ha habido algunas voces (en contra), a quienes de manera respetuosa los invito a que desde nuestros distintos ámbitos nos sumemos a la solidaridad que se requiere para dar atención a esta problemática", expresó.

"La obligación de empresas para apoyar y seguir erogando el sueldo de una persona desaparecida en tanto se define su situación jurídica y de seguir dando su sueldo como apoyo a las familias, es un tema de enorme importancia porque muchas veces hay familias que no nada más pasan por el dolor de no localizar a un ser querido, sino que además viven una situación económica compleja, sobre todo en los casos donde la persona desaparecida era el jefe de familia".

La subsecretaria de Gobernación admitió que faltan resultados en el combate a la impunidad que las familias de las víctimas y organizaciones no gubernamentales advierten en torno a los casos de desaparición involuntaria.

"El Gobierno de la República reitera su compromiso en avanzar en este tema; seguiremos trabajando de manera coordinada a nivel federal, con las entidades federativas, es una coordinación que ha dado resultados. Aún existen retos, por supuesto faltan cosas por hacer, pero hemos estado haciendo un trabajo conjunto de esfuerzo, compromiso", dijo.