Inconformidad de empresarios es válida

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos de La Laguna, Asociación Civil dijo que no solamente merma en la economía de los negocios sino también ahuyenta nuevas inversiones.
En Coahuila hay mil 808 personas desaparecidas o no localizadas desde el 2000.
Ley de Ausencia por Desaparición en Coahuila. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

Tanto para un organismo defensor de las garantías individuales y una asociación de búsqueda de personas desaparecidas, la Ley de Ausencia es perfectible.

Manuel Urquizo García, presidente de la Comisión de Derechos Humanos de La Laguna (CDHL) Asociación Civil, reconoció que la normativa representa un avance en la justicia hacia las víctimas, sin embargo no debe dejarse de incluir a otros actores.

"Desde el punto de vista de los derechos humanos la vemos perfectible y viene a dar una respuesta positiva a las víctimas, pero no percibimos que el Estado absorba la responsabilidad que le corresponde por no brindar seguridad a las personas", consideró.

"No queremos que los empresarios piensen que el Gobierno del Estado se está lavando las manos en cuanto a su responsabilidad", Grupo Vida. 

Indicó que lo ideal sería que el beneficio salarial para los parientes de las personas desaparecidas fuera similar al fondo de pensiones, es decir, haya la inclusión de diversos sectores.

Urquizo García mencionó que la inconformidad del sector empresarial es válida, pues no solamente merma en la economía de los negocios sino también ahuyenta nuevas inversiones.

"El gobierno tiene que poner de su parte en el aspecto de justicia social para la población y deben hacerse foros de consulta para que pueda hacerse perfectible la ley, pues los empresarios no fueron incluidos", declaró.

Por su parte, Silvia Ortiz, integrante del Grupo de Víctimas por sus Derechos en Acción (Vida), coincidió en que la ley es perfectible e indicó que los empresarios deben tener claro que las responsabilidades del gobierno no quedarán exentas.

"Se debe de perfeccionar y no queremos que los empresarios piensen que el Gobierno del Estado se está lavando las manos en cuanto a su responsabilidad. Me refiero más que nada a que están obligados para encontrar a la persona y reparar el daño y que cada uno de los trabajadores o las personas que estaban pagando su crédito no fue responsabilidad de ellos desaparecer", expuso.

Ortiz recordó que para averiguar más sobre la ley tuvieron que asesorarse con un abogado laborista, quien reconoció que la normativa puede modificarse para beneficiar a ambas partes (el empresario y las víctimas).