Contempla Ley de Tránsito protección a no asalariados

Cuando sean jornaleros los infractores, la multa no deberá exceder a un salario mínimo y si son no asalariados, no más de un día de pago.

San Luis Potosí

El Congreso Local hizo modificaciones a la Ley de Tránsito del Estado de San Luis Potosí, encaminadas a evitar "mordidas" o abusos de parte de las corporaciones policiacas al momento de detener vehículos que utilizan productores del campo, jornaleros o de cualquier sector vulnerable a los que ponen cualquier pretexto para infraccionarlos.

La LX Legislatura aprobó el decreto mediante el cual se reforman los artículos 84 y 91 de esta ley, con la finalidad de garantizar que los agentes tránsito, al multar a los conductores, cumplan lo dispuesto en la legislación y no se excedan en el monto de las infracciones.

Manuel Aguilar Acuña, diputado que impulsó esta iniciativa explicó que una de las demandas más sentidas de la población trabajadora de escasos recursos que posee un modesto vehículo y, generalmente, de modelo antiguo para transportarse o trabajar, es que en muchas ocasiones son acosados por agentes de tránsito municipales o estatales en funciones de tránsito, que aprovechan cualquier mínimo incumplimiento con la Ley y el Reglamento en la materia, no sólo para infraccionarlos, sino para despojarlos ilegítimamente del poco dinero que ganan.

"Al momento de que el conductor que presuntamente comete una infracción se identifica, o lo identifican como jornalero, obrero o trabajador, lejos de beneficiársele o tenerle alguna consideración, saben que no tendrá algún funcionario conocido que lo pueda ayudar, o bien presumen que desconocen de leyes como para defenderse, lo que fomenta los arreglos ilegales que conocemos como mordidas", expresó el legislador del Distrito XIV con sede en Tancanhuitz. Mencionó que el objetivo con estas adecuaciones es evitar la corrupción, porque muchos de ellos son obligados a entregar una dádiva para no ser detenidos o que les quiten sus vehículos.

Con estas modificaciones, queda establecido que si el infractor es jornalero, obrero o trabajador, sólo podrá ser sancionado con una multa que no exceda del importe de un salario mínimo diario vigente en la Entidad, mientras que en el caso de los trabajadores no asalariados, la multa no excederá del equivalente a un día de su ingreso.