Ofrece protección a empresarios y trabajadores

En entrevista con el gobernador de Coahuila Rubén Moreira Valdez, dio a conocer que la Ley Local de Protección a Víctimas asegura también a los patrones al salvaguardar su patrimonio.
Rubén Moreira Valdez
Rubén Moreira Valdez (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

El Gobernador de Coahuila, Rubén Moreira Valdez aseveró que la Ley Local de Protección a Víctimas brinda no solamente apoyo a los empleados sino también a los patrones.

Indicó que están abiertos a abrir el debate con los diversos grupos empresariales que han mostrado su inconformidad con la citada normativa, sin embargo resaltó que en su constitución hubo una consulta ciudadana y la participación de organizaciones nacionales e internacionales en materia de derechos humanos.

"La General y Estatal tienen muchos otros derechos que protegen al empresario. Suponiendo que desaparece un patrón su patrimonio queda protegido", explicó.

Manifestó que para eso debe existir una solidaridad jurídica de los patrones hacia sus trabajadores, esto en el aspecto de que deben considerar que si una persona desaparece debe respetarse su lugar en el corporativo.

"No hay que olvidar que tenemos muchas empresas que destinan muchos recursos en la solidaridad y responsabilidad social", dijo.

¿Cuál es la visión que tiene en cuanto a la Ley General de Víctimas?

La violencia generó víctimas directas e indirectas. La primera es alguien que es asesinado o desaparece, mientras que la segunda corresponde a la familia de esta persona.

En nuestro país después del sexenio del presidente Calderón se vetó La Ley de Víctimas, empezaron a surgir voces a favor de las víctimas y el presidente Peña quitó el veto para que los diputados y senadores discutieran nuevamente la normativa.

Esa ley nos señala los derechos de las víctimas, así como la obligación de los estados de generar una figura jurídica que proteja al desaparecido y que se llama declaración de ausencia por desaparición de persona.

Ya en la ley civil existe la figura de presunción de muerte y la de declaración de ausencia, pero las familias de las victimas nunca han aceptado, de manera justa, que a una persona se le presuma inmediatamente la muerte, ya que eso significaría que dejarían de buscarlo.

El Estado de Coahuila saca una ley de declaración de ausencia que viene luego de un Congreso Mundial Sobre Desaparición, se consultó a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la organización  Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila (FUNDEC) que presentó una iniciativa.

Existe una inconformidad de parte de organismos empresarial, en concreto en la Comarca Lagunera, de no estar de acuerdo en asumir el costo de la desaparición de una persona, ¿cómo equilibrar esa balanza?

Esa obligación que ahora se cuestiona ya existe en la Ley Federal que entró en vigor el año pasado, principalmente todos aquellos que tienen una responsabilidad social. En el Artículo 129 de esa ley se habla de no contar faltas en los trabajadores.

Cuando hablamos de solidaridad es porque existe en una empresa y hay ejemplos inversos, ya que cuando platicamos de derechos humanos hablamos de paradigmas que son distintos a lo que nosotros pensamos.

Se lo comentaba a un empresario y lo puse un poco a dudar. Le decía que si su empresa quiebra el trabajador recibe menos prestaciones que las que marca la ley, si una empresa tiene una sobreproducción puede suspender la relación laboral al trabajador o si hay un paro técnico el trabajador deja de recibir el sueldo.

Entonces hay que fijarse en la otra parte, estas relaciones solidarias son buenas porque el trabajador no es una cosa sino una persona. También les dije a los empresarios que vale la pena discutirlo, ahorita no hay ningún caso y no lo declararíamos nosotros sino un juez.

Hay muchos rumores en cuanto a la Ley General y Estatal de Víctimas, ¿qué responsabilidad tendría una empresa si su empleado desaparece?

La General y Estatal tienen muchos otros derechos que protegen al empresario. Suponiendo que desaparece un empresario su patrimonio queda protegido. En la actualidad cuando desaparece una persona al día siguiente le quitan el Seguro Social y si le debe al banco van ir por sus cosas.

Pudiera suceder que el trabajador de alguna empresa esté cometiendo actos indebidos y por alguna situación llega a desaparecer, ¿tendría los mismos derechos que una persona que labora de manera normal?

Primero el juez va resolver y segundo no hay retroactividad. Muchas de las personas que han desaparecido forman parte de las fuerzas del Estado y se les sigue cubriendo su salario, esto cesa cuando se les encuentra o se descubre que no están vivas.

Son muchos derechos los que se protegen, ya que desgraciadamente desaparecieron niños y familias enteras en casos sonados como el municipio de Allende.

En el caso de los hijos de los desparecidos están respaldados para recibir educación.

Por otra parte, la ley fue elaborada por especialistas y tiene muchas simpatías, por ejemplo la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos y el Senado también.

Platiqué con Julio Hernández, presidente de la Comisión Nacional de Víctimas, la nueva institución que obliga a los Estados a hacer muchas cosas y decía que nuestra ley es un prototipo que se debe presentar en el Congreso y aplicar en todo el país.

Existe la idea de algunos empresarios de ampararse ante este tipo de iniciativas, pues consideran que no se les consultó, ¿cuál es la postura que se tiene de esto?

Hubo un congreso internacional que fue público y hubo consulta al respecto. Mi postura es obedecer lo que establece el Congreso, ahora mi opinión personal es que es importante la solidaridad.

Invitó a que conozcan la Ley General que entró en vigor hace un año y la Ley Estatal, así como sus motivos.

Podemos recibir a cualquier organización que quiera dialogar con nosotros y conocer los efectos reales que tiene en este momento, pues no hay nadie que esté en esa hipótesis pero sí en el 129 Artículo de la Federal.

Esto establece que todo empleador tiene que permitir que la víctima reciba los beneficios de esta ley sin que se cargue el ausentismo. Suponiendo que un periodista es amenazado y recibe un mecanismo de Protección del Estado, que establece que debe mudarse el patrón no lo puede correr.

Sin embargo, tenemos la hipótesis de que muchas personas desaparecieron porque tenían conocimientos de electrónica y la delincuencia los usaba para sus antenas de radio. También hay policías que desaparecieron y se les están pagando.

Pero no hay que olvidar que tenemos muchas empresas que destinan muchos recursos en la solidaridad y responsabilidad social. Por ejemplo, el  grupo Acerero del Norte puso la mitad del cuartel de 350 millones de pesos que se construyó.

Hay gente que ve el trabajo como generación de riqueza y sabe que eso se genera por la plusvalía que sale de las labores de la persona.

Los empresarios podrían pensar que la inversión de capital y la generación de empleos es suficiente, al margen de la solidaridad de la Ley General de Víctimas, ¿qué le tocaría al Estado?

Está muy bien la pregunta hacia la autoridad local, pero esa obligación ya está en la Ley Federal.

Como segundo punto hay que decir hay otros casos de solidaridad, por ejemplo si hay un huracán que se lleve la empresa y el empleado no esté dispuesto a dejar recibir su salario va tener que hacerlo.

Entonces ni el empleado es una cosa ni el patrón es otra. Hay que tomar en cuenta que esta iniciativa salió de la sociedad y de los expertos.

Les diría a los empresarios que la ley también los protege, pues han habido casos de personas así que han desaparecido y su familia lo ha perdido todo. Abriría la discusión y el que quiera seguir la ruta del amparo tiene la opción jurídica.

Algo que no se discutido y ojalá se acepte es que la persona desaparecida conserve su fuente de trabajo, pues el dispositivo de la ley local dice por un lado que conserva su empleo y por otro que le seguirán pagando.

Hay que abrir la discusión,  si la corte dice que es inconstitucional tumbarían también la normativa federal y sería un muy mal mensaje de derechos humanos al mundo.