A toda ma..., las madres de la política

A algunas se les ve duras, 'peleoneras' y que no quitan el dedo del renglón en su labor como funcionarias o legisladoras, otras son más tranquilas, pero todas grandes madres de familia.
Mamás políticas de La Laguna.
Mamás políticas de La Laguna. (Milenio Digital)

Comarca Lagunera

Las mamás de la política de Coahuila y Durango pueden ser peloneras y duras en la escena, pero en casa son todo un amor.


LETICIA HERRERA ALE
SENADORA DEL PRI POR DURANGO

"Se despierta el instinto de protección"

Para Leticia Herrera Ale, ser madre representa el instinto más alto y sublime sentimiento de toda mujer, lo que en su caso además despertó algo más: el instinto de protección de los más vulnerables, de ahí que su participación en política ha ido muy vinculada a ese principio desde que fue alcaldesa de Gómez Palacio, diputada local, diputada federal y ahora como Senadora de la República por el PRI e incluirse en Comisiones de Equidad de Género y de Grupos Vulnerables.

“Siempre será difícil vivir el rol diario de la vida como servidora pública por un lado y como madre por la otra, pero es cuestión de organización para cumplir estos roles y con las oportunidades de convivencia familiar se procuran hacer con calidad”, expresó.

Hija y madre de dos hijas, señaló que su decisión de incluirse en la actividad política, prácticamente acepta cubrir nuevos roles, pero sin duda que uno del que jamás podrá apartarse, será el de madre.

“Fui madre desde muy joven y he tenido la inmensa fortuna de ver crecer a mis hijas, verlas ahora como madres y yo como una abuela orgullosa de tres nietos y un cuarto por llegar”.

Consideró que el ser humano, guarda como mayor valor el sentimiento de la gratitud, “y por eso siempre he agradecido al ser supremo el contar con mi madre, doña Vilma, quien me formó con valores y sentimientos que hoy transmito a mis hijas y que de alguna manera también te forman para extender ese sentimiento de solidaridad y ayuda a los demás, especialmente a quienes he tenido oportunidad de servir y que lo he hecho con el más alto valor del cariño, afecto y aprecio como si fuesen una extensión de tu familia”.


ESTHER QUINTANA SALINAS
DIPUTADA FEDERAL DEL PAN EN COAHUILA

"Siempre he tenido el apoyo de mi familia"

Esther Quintana Salinas afirma sentirse muy contenta y satisfecha en combinar la política y la maternidad, con las obligaciones con su familia que la integran su esposo y tres hijos ya adultos en el hogar.

Mencionó que en el mundo los seres humanos tienen pasiones y la de ella es precisamente la política. “Es una disciplina en la que me siento realizada en la que hago lo que me gusta en cuando menos desde mi punto de vista contribuyo con mi granito de arena para transformar lo que no me gusta para el país”.

“Empecé a participar en política cuando mis hijos tenían una edad de ir a la escuela, ¿por qué?, porque yo soy de las mujeres que piensan que los hijos cuando son pequeños deben de andarse en las presillas de la mamá".

Subrayó que por eso le dedicó cuerpo y alma a sus 3 hijos, pero cuando estaban en la escuela pudo más o menos a empezar a dedicarse a la política.

"He tenido la fortuna de que siempre he tenido el apoyo de mi marido, de mi familia y esto ha facilitado de alguna manera mi actividad en la política. Me siento muy contenta y satisfecha de combinar la política con la familia con el hogar”.


CRISTINA GÓMEZ
SÍNDICO DE TORREÓN Y MAMÁ DE 6

"He tenido una vida muy feliz"

Cristina Gómez de Dávila actualmente es Síndica Municipal y titular del Voluntariado del Partido Revolucionario Institucional (PRI) de Torreón. Con formación de comunicadora es mamá de 6 hijos y antes de aceptar formar parte de la administración actual consensó la decisión con ellos.

Compaginar la pasión por la política y la maternidad no les ha sido fácil, pero coinciden en que es de los mejores ejemplos para sus hijos.

Le apasiona la política pero se dice convencida absolutamente de que no le daría más tiempo que a su familia.

“Es un reto que cada vez más mujeres enfrentamos, el trabajo y la familia pero se pueden desempeñar ambos roles, aunque la jornada de trabajo para nosotras en ocasiones hasta se triplica. Para este proyecto hablé antes con mis hijos sobre todo las menores Cristi y Regina, les dije que si para ellas, la Sindicatura podría poner en peligro la armonía familiar renunciaba a esa posibilidad. Sin embargo me dijeron entusiasmadas que me apoyaban y que estaban orgullosas el terreno profesional”, señala.

Trabajó en Radiorama de la Laguna, en Canal 2, en Canal 4 y Canal 9 y Televisa y posteriormente con su esposo Francisco Dávila y desde hace 23 años que se desempeña en el medio de la política.

Tiene seis hijos cuatro de ellos hijos producto del primer matrimonio de su pareja quien enviudó y dos de ambos, además de tres nietos y dos que vienen en camino.

“He tenido una vida muy feliz, estoy muy agradecida con Dios con todo lo que me ha dado”.

Considera que para ser buena política se debe ser primero una buena mamá y una buena persona. “A mí me queda claro que lo único que se tiene es la familia pues no hay éxito ni hay dinero, o trabajo que al final de la vida pese tanto como la familia en el individuo”.


GABRIELA CASALE GUERRA
SÍNDICO DE VIGILANCIA EN TORREÓN

"Trato de no llevarme el trabajo a casa"

Aunque Gabriela Casale Guerra, síndica de vigilancia en el Cabildo de Torreón, valora las oportunidades que le ha dado la vida de ocupar cargos públicos, comenta que el principal motor de su vida es su familia.

Tiene dos hijos de 30 y 27 años de edad. Cuenta que su familia es la inspiración que la motiva a trabajar en el gobierno, ya que su meta es poder contribuir para dejarles una mejor ciudad.

Afirma que diariamente se esfuerza en lograr un equilibrio entre su familia y las tareas que le corresponden en la función pública. Ya que su hijo menor acaba de regresar al hogar, tras terminar sus estudios.

“Aunque mis hijos son ya unos jóvenes, son muy cercanos, yo llego a mi casa y siempre tengo algo que atender de ellos. Me preocupa simplemente tener la casa como a ellos les gusta. Trato de no llevarme el trabajo a la casa, para no dejar de lado a la familia, que es lo primordial. Van a pasar estos cuatro años y con lo que me voy a quedar es con mi familia. Me llevaré una gran experiencia de trabajo, pero lo que me va a estar esperando son mis hijos”.

Desde su adolescencia, Gabriela ha estado trabajando en cargos públicos, Sin embargo, comenta que sus hijos han entendido y respetado su labor.

“Mi hijo el mayor ya está casado y tiene tres hijas, la vida no me deja de compensar, ahora con mis nietas, porque yo quería también una hija. Mis hijos y mis nietas son el motor de mi vida, los amo profundamente".


NATALIA VIRGIL
CONTADORA PÚBLICA

"Mis hijos son mi motivación, son mi centro"

Conocida por sus enérgicas críticas realizadas a la administración municipal, en su papel como síndico de vigilancia, Natalia Virgil Orona comparte que el eje de su vida no es la política, sino sus dos hijos adolescentes, con quienes tiene el mayor compromiso.

Confiesa que a la única calificación a la que le teme es a la que proviene de su evaluación como madre de familia.

“Como cereza en el pastel fue en mi vida la llegada de mis hijos. Son mi motivación, son mi centro, la maternidad es el área en la que me siento con más compromiso. Es a la única calificación que le temo, a la de ser mamá”.

Cuenta que sus dos pequeños de 13 años, llegaron a su vida en el momento en el que ya se había realizado profesionalmente, por lo que considera que es una mujer bendecida por la vida.

“Cuando tuve a mis dos hijos, ya tenía 39 años de edad, son de esos casos de mujeres que tienen la oportunidad de recibir a los hijos cuando ya se ha obtenido de la vida la preparación, la satisfacción como profesionista. Yo siempre he dicho que soy una consentida de Dios, porque todo me lo ha dado, a manos llenas y en su momento”.

Aunque comenta que la política ocupa una área importante en su vida, que le demanda trabajo y compromiso, considera que la labor de ser madre es aún más compleja, ya que se requiere desempeñar múltiples roles.

Trabaja duro para no descuidar ningún ámbito en su vida, la maternidad, su militancia política y su profesión como contadora privada, pero reitera que la prioridad son sus hijos y es alrededor de ellos que organiza su vida.


ROSA VELIA FLORES OCHOA
REGIDORA DE TORREÓN

"Soy mamá y papá a la vez"

Rosa Velia Flores Ochoa es una madre especial, es la décima regidora del Ayuntamiento de Torreón y junto a sus dos hijos ha enfrentado la vida desarrollando el rol también de padre.

Maestra de profesión asegura que si bien el camino no le ha sido fácil, con el amor y la comunicación que ha promovido entre sus hijos, los resultados para ella son gratificantes.

Narra que desde hace 17 años que se desempeña como gestora social también ha formado parte del Sindicato de maestros y ahora como regidora.

"A mi me queda claro que lo único que se tiene es la familia, no hay éxito, ni hay dinero o trabajo que al final dé la vida como la familia", Cristina Gómez.

En sus inicios sus hijos eran pequeños, actualmente el mayor tiene 21 años y le sigue el de 27 quien nació con Síndrome de Down.

“Mis dos hijos me han apoyado mucho son mi motor y soporte. Soy madre soltera, soy mamá y papá a la vez, he trabajado muy duro para sacarlos adelante, soy maestra de educación primaria pero además vendía ropa, de todo con mis compañeras, le hacia la lucha para que el dinero nos alcanzara. Yo creo que tenemos mucha comunicación y demasiado amor y esa es una buena fórmula".

Dijo que sí fue difícil para ser mamá y papá, pues siendo los dos hombres ha tenido que ser en ocasiones muy dura en su educación y otras muy “pasalona”, pero ambos son gente productiva y de bien como familia.

"Estamos muy bien, mi hijo menor está por entrar a la Escuela Normal y eso me tiene muy contenta, mi gordo se graduó del Centro de Atención Múltiple de la etapa laboral. Me siento muy querida por Dios porque hay felicidad en mi familia”, señala.

Aseguró que es una mujer de trabajo y una fortaleza que le ha permitido ser un pilar para la familia y sí reconoce que en ocasiones por sus actividades no podía cumplir con su presencia en las actividades escolares de sus hijos pero trataba de suplir estos contratiempos con atención y cuidados.


MARÍA TERESA GONZÁLEZ CARRANZA
DIRECTORA DEL INSTITUTO MUNICIPAL DE LA MUJER EN LERDO

La carrera política de María Teresa González Carranza, ha sido desde la trinchera de la comunicación. Pero también es mamá de una hermosa jovencita de 19 años y comparte su experiencia de vida.

Cuando su hija Lucero estaba recién nacida y durante su infancia, dice Tere como es conocida, la llevaba a reportear cuando trabajaba en un medio de comunicación.

Al recibir invitación de incorporarse al servicio público, ya era necesario compaginar los horarios, tiempos y espacios, para poder ejercer la maternidad y atender tanto su trabajo como los requerimientos de su hija.

Aunque Lucero ve que su mamá tiene un perfil más de servicio a la comunidad, la jovencita tiene otros intereses, relacionados más con la administración.

“La política para mí es una vocación de servicio. Obviamente es una frase super trillada, pero la verdad es que si no te comprometes con tu sociedad, es muy difícil que puedan haber cambios para tus vecinos, tu colonia o tu municipio”, indicó Tere.

El mayor orgullo para ella, al ser mamá y política, es poderle enseñar a su hija lo que es la responsabilidad social, pues es primordial trabajar por la comunidad y por la sociedad.

Pero las generaciones nuevas ante la conciencia de los objetivos claros que las mujeres persiguen.

“Si queremos ser mamás, si queremos ser trabajadoras, si queremos ser servidoras públicas, pero también queremos ser un ser humano con iguales derechos que los demás”.