El mundo al revés está en Lerdo señala regidor

El panista, Héctor Escamilla Ávila, dijo que el ayuntamiento promueve obras innecesarias, que afectan a la ciudadanía y además no toman en cuenta su opinión.
Hace 15 días se presentó una petición en la Presidencia de Lerdo y fue ignorada.
Desde que se cerró av. Francisco Sarabia, Hidalgo y Allende, las ventas se colapsaron para los comerciantes del centro. (Aldo Cháirez)

Lerdo, Durango

El coordinador de la fracción panista en Lerdo, Héctor Escamilla Ávila, califico que en la ciudad las cosas son "el mundo al revés", cuando se promueven obras que además de innecesarias, afectan a la ciudadanía, como es el paseo peatonal de la avenida Francisco Sarabia frente a la presidencia, que ha motivado el cierre de al menos siete comercios alrededor de la plaza, donde jamás se tomó en cuenta la opinión de comerciantes.

El edil denunció que igual sucede con la rehabilitación de fachadas del mercado Donato Guerra, ya que resulta incongruente que se inicien estos trabajos de ornato sin haber reparado los añejos problemas de drenaje y agua.

No existe una dirección de urbanismo que determine la factibilidad de las obras antes de ejecutarlas.

Dijo que es lamentable que no tomen en consideración la opinión de los involucrados, pues desde que se presentó la construcción de la peatonización en la Presidencia con el cierre de la calle Francisco Sarabia e Hidalgo y Allende, las ventas se colapsaron para los comerciantes, cuando se suponía que les iba a beneficiar.

Añadió que esto se agudizó más cuando se instalaron los parquímetros, la gente dejó de acudir al centro ante el excesivo cobro de este servicio, por lo que este cierre de calles vino a ser la "puntilla" que ha acabado con negocios del centro.

"Tachito", de oficio bolero y quien ejerce esta actividad desde hace 20 años en la plaza principal, manifestó que a los comerciantes de la plaza principal y sus alrededores nunca se les consultó y menos informó de las obras que se iban a ejecutar, de ahí que ya siete comercios han cerrado definitivamente sus puertas.

Escamilla Ávila manifestó que desde enero han solicitado una reestructuración vial en el primer cuadro de Lerdo. El 30 de abril presentaron un proyecto que fue elaborado por un despacho especializado, mismo que incluía el cambio de sentido a varias calles, sin embargo, no se hicieron los ajustes.

Manifestó que ahora sucede lo mismo cuando con "bombo y platillo" anuncian las obras de rehabilitación de fachadas, primero cuando se trata de una obra que corresponde cien por ciento al gobierno del estado y se cuelgan de ellas, van a darle su maquillada a la parte exterior cuando en el interior continúan con los mismos vicios.

En conclusión, el panista señaló que es importante que se tome en cuenta la opinión de los directamente involucrados que emprendan, que socialicen las obras antes de emprenderse, pues es lamentable que no exista una dirección o departamento de Planeación o Urbanismo que determine la factibilidad de determinadas obras antes de ejecutarlas.