Leonés será obispo en Michoacán

El Vaticano informó este miércoles que el leonés Monseñor Armando Antonio Ortiz Aguirre será el nuevo obispo de Lázaro Cárdenas, Michoacán.
El sacerdote estaba al frente de la parroquia de San Maximiliano Kolbe.
El sacerdote estaba al frente de la parroquia de San Maximiliano Kolbe. (Arturo Andrade)

León, Gto.

El Papa Francisco, nombró como Obispo de Lázaro Cárdenas, Michoacán al sacerdote Armando Antonio Ortiz Aguirre de la arquidiócesis de León, quien estuvo al frente de la parroquia de San Maximiliano de Kolbe por casi 9 años.

Cargo que reconoce asume con temor, por la situación de inseguridad que pasa esa zona del país, y con el reto de la carestía de religiosos. Su diócesis se integrará por 800 mil feligreses, que son atendidos por sólo 47 sacerdotes y 55 seminaristas que están en formación.

La invitación directa se le hizo la semana pasada, el Papa a través del Nuncio Apostólico Christophe Pierre en la Ciudad de México; pero fue hasta ayer que la noticia se dio a conocer a las 12 de día tiempo de El Vaticano, 5 de la mañana en México.

Será el 5 de febrero del 2014, que tome protesta como nuevo Obispo de Lázaro Cárdenas; su diócesis tiene un territorio de 14 mil kilómetros, 8 mil pertenecen a Michoacán y 6 mil a Guerrero.

"Siento cierto temor porque nosotros vivimos una situación más tranquila o al menos así parece para mí, sí va a ser un cambio muy fuerte", comentó en lo que fue su primer entrevista.

Y agregó, "yo siento mucho el apoyo de los obispos vecinos, ya me hablaron el de la diócesis de Apatzingan, Morelia, Colima, Tacambaro, no recuerdo con precisión si el de Acapulco, pero los obispos vecinos me han expresado su apoyo y eso me da mucha paz".

La noticia se dio a conocer ayer por la mañana en compañía con el arzobispo Alfonso Cortés Contreras, quien se dijo alegre por la noticia da el Papa Francisco, en el marco del festejo del 150 aniversario de la erección canónica como Diócesis de León.

Monseñor Antonio Ortiz Aguirre, coincidió con las últimas declaraciones que ha hecho monseñor Miguel Patiño, obispo de Apatzingan quien ha dicho que, "los obispos están dispuestos y me incluyo a correr la misma suerte que la gente y a unirnos con ellos en la oración tanto por la víctimas como por los victimarios".

Pero también enfatizó que se tiene que optar por la no violencia cada vez más, así como cultivar la paz.

El nuevo Obispo elegido por el Papa, ha desempeñado diferentes cargos entre ellos: formador y vicerrector del seminario menor, secretario canciller de la diócesis, rector del seminario, desde el 2005 llegó como párroco a San Maximiliano Kolbe.

Es licenciado en Filosofía por la Pontifica Universidad Gregoriana de Roma y actualmente es vicario episcopal de la cuarta zona pastoral, Madre Santísima de la Luz.

"Es un reto que siento difícil de hecho cuando el Nuncio Apostólico me lo dijo y lo platicábamos con los otros padres, pues sí es difícil, creo que mi familia también lo va a sentir como algo difícil pero para eso estoy, es una oportunidad de no guardarme para mí sino entregar mi vida a Jesús, nos lo pide varias veces", enfatizó.

Por lo que indicó, "voy a tomar la cruz con alegría. Voy con el ánimo de apoyar a toda la gente y a los sacerdotes".