Exhorta PGJE a guanajuatenses denunciar extorsiones

La Procuraduría General de Justicia del Estado informó que el organismo cuenta con números de emergencia para reportar cualquier acto de extorsión.
La PGJE llamó a denunciar los actos de extorsión.
La PGJE llamó a denunciar los actos de extorsión. (Archivo)

León, Gto.

La Procuraduría General de Justicia del Estado exhorta a los guanajuatenses a denunciar cualquier tipo de extorsión, en la mayoría de los casos los delincuentes realizan llamadas telefónicas para cometer sus delitos, con el propósito de aislar a las víctimas y fingir un secuestro, logrando en algunos casos obtener fuertes sumas de dinero.

Entre los modos de operar, se encuentran las llamadas a un teléfono del domicilio o a los móviles, donde el interlocutor amedrenta a la víctima diciéndole que se tiene privado de la libertad a un familiar; cuando sucede esto, la persona que ha respondido la llamada no sabe cómo o adónde solicitar ayuda y obedece al extorsionador.

Para ello, la PGJE cuenta con un número de emergencia: 01 800 DNUNCIA (01 800 368 6242) y un correo electrónico: denuncia@pgjgto.gob.mx, donde personal capacitado atiende los 365 días del año y las 24 horas del día, y proporcionan las medidas preventivas y de acción que se deben tomar ante un situación de extorsión telefónica.

Sin embargo, es importante que los ciudadanos tomen medidas preventivas y estén alertas ante estas llamadas de desconocidos, que suelen ser violentas, pues el delincuente llama a una persona, al momento de contestar le dice que ya tienen a familiares privados de la libertad y les piden abandonen su domicilio y trasladarse a un hotel, un centro comercial, una iglesia o un hospital, para que permanezca en ese sitio hasta en tanto liberan a su familiar.

Cuando hacen esto, con datos que previamente le han sido recabados, el extorsionador se comunica con otro de los familiares y le dicen que a esta persona, que aislaron, es el que está secuestrado y que ya lo tienen ellos, infundiendo temor al dar datos precisos, que fueron advertidos por el mismo ofendido, y esto provoca que las víctimas tengan la sensación de que se trata de un secuestro.

Es en este punto cuando el extorsionador exige fuertes sumas de dinero, que por lo regular son depósitos que deben realizar en tiendas departamentales o bancos.

Por ello, la Procuraduría General de Justicia del Estado, recomienda tomar en cuenta algunas medidas preventivas y la forma en cómo opera el delincuente, a fin de evitar ser una víctima más del extorsionador: