Lanzan piedras a presidencia auxiliar de Xochimehuacan por manejo de agua potable

Una disputa entre dirigentes ha mantenido sin agua a la comunidad por espacio de seis semanas

Puebla

Habitantes de la junta auxiliar de San Pablo Xochimehuacan lanzaron piedras contra el edificio que alberga la presidencia de la comunidad ubicada al norte de la capital poblana en demanda de la regularización del servicio de agua potable.

Los vecinos inconformes aseguraron que suman seis semanas sin recibir el líquido ante la disputa que existe en la comunidad entre el edil auxiliar, Trinidad Sánchez Ramírez, y el presidente electo del comité administrador del servicio de agua potable.

Sánchez Ramírez mantiene el control del sistema de agua potable de la comunidad y no permite que Adolfo Montiel, quien resultó electo el pasado 20 de octubre, asuma la rectoría del comité que administra el servicio público.

De acuerdo con los pobladores, el edil auxiliar pretende imponer a Joaquín Pedraza, como responsable del comité administrador de agua potable, situación que desencadenó diferencias entre los vecinos.

Actualmente, la junta auxiliar tiene una deuda de 49 mil pesos con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), situación que impide ocupar energía eléctrica para ocupar las bombas que permitan abastecer agua.

Eliza Carmona, habitante de San Pablo Xochimehuacan, exigió al ayuntamiento resolver el problema ya que desde hace un par de meses, ha tenido que comprar cada 15 o 20 días pipas con valor de 280 a 300 pesos.

Las diferencias entre los vecinos desencadenaron que un grupo de inconformes con el edil auxiliar, rompieran cristales de la presidencia auxiliar.

Ante el problema, cerca de 50 policías municipales llegaron a resguardar la presidencia municipal auxiliar para evitar un mayor número de daños y posibles enfrentamientos.