Lanzan consulta de protección para la montaña de Vallarta

El próximo martes se publica la apertura del proceso para salvaguardar la Sierra de El Cuale, cuya diversidad es la mayor del estado y protege servicios vitales para Puerto Vallarta
A las Barrancas de los ríos Santiago y Verde se unirá la reserva de la montaña de Vallarta, para protección
A las Barrancas de los ríos Santiago y Verde se unirá la reserva de la montaña de Vallarta, para protección (Archivo)

Guadalajara

La montaña de Puerto Vallarta están destinada a ser la estrella de las áreas protegidas estatales, por su extensión y su enorme diversidad biológica, además de la gran importancia de los servicios ambientales que brinda a la conurbación de Bahía de Banderas, uno de los sitios de generación de divisas más importantes del país.


“Por eso se decidió avanzar, con el apoyo del gobernador del estado, en el expediente de protección de esas montañas; el próximo martes 20 de diciembre se publicará el aviso del comienzo de la consulta pública para el área estatal de protección hidrológica de 111,633.7 hectáreas”, explicó la titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet), Magdalena Ruiz Mejía.

El proceso previo fue una intensa socialización entre ejidos, pequeños propietarios y el sector forestal de la zona. La consulta durará 60 días, tiempo en que se darán foros y reuniones técnicas con el sector forestal, el sector turístico y los dueños de los predios, con quienes se acuerda un esquema de manejo que no sólo permitirá los usos económicos, sino que los armonizará con los fines de protección de la alta diversidad y establecerá incentivos económicos y fiscales para que se garanticen los derechos de las personas. 

La reserva, que se denominará genéricamente Sierra de El Cuale (en alusión a la cuenca de ese río que nace en las montañas de Talpa y desemboca en el corazón de Puerto Vallarta), es un polígono que se liga con otros esquemas de protección y aprovechamiento sostenible de la región: colinda con la zona del paisaje biocultural, que es un proyecto piloto en México para los pueblos mineros y forestales de Talpa, San Sebastián y Tomatlán; y también, con el área federal de protección hidrológica del río Ameca, que es un viejo decreto de protección de distritos de riego que rehabilitó la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas para Nayarit y Jalisco.

“Esto nos muestra el ambicioso sistema que vertebrará políticas públicas de protección y uso sostenible de la pródiga naturaleza que tenemos en la Costa Norte y sus montañas, lo que nos da certeza sobre un modelo de desarrollo de largo aliento que es la base para que las personas prosperen porque el capital natural es la base de su economía”, subrayó la titular de la Semadet.

En la demarcación de El Cuale se han registrado 1,958 especies de plantas, pero es altamente probable que existan más de cuatro mil. Esto da a la diversidad local un registro superior a las actuales estrellas de la conservación en el occidente de México: Manantlán rebasa tres mil especies y La Primavera, 1,200 especies. 
Lo interesante es que el decreto llega antes de grandes obras de infraestructura como el libramiento carretero de Puerto Vallarta, lo que permitirá establecer fuertes condicionantes para la eventualidad de que el proyecto se ejecute, a favor de la conservación de la naturaleza.

JALISCO PROTEGERÁ 13% DE SU TERRITORIO

Jalisco contará en unos meses con 13 por ciento de su superficie natural protegida con esquemas legales locales y federales, pues a la integración de las Barrancas de los ríos Santiago y Verde, cuyo decreto ya firmó el gobernador Aristóteles Sandoval Díaz, se sumará en poco tiempo la reserva de la montaña de Puerto Vallarta, anunció esta mañana el propio mandatario.

Sandoval Díaz justificó la integración de ambos espacios que son esenciales para la vida de las áreas metropolitanas de Guadalajara y Puerto Vallarta. Destacó que la demarcación de las barrancas, con casi 22,500 hectáreas de superficie, se integra a una amplio corredor que rodea la capital del estado, integrado por más de 17 mil ha de la barranca en Zapopan, casi 30 mil ha del bosque La Primavera y más de 32 mil ha de la reserva estatal Cerro Viejo-Chupinaya-Los Sabinos. Este cordón de área naturales protegidas es el eje del futuro cinturón verde que garantiza el futuro de la ciudad con servicios ambientales esenciales para su dotación de agua, su clima y su paisaje y recreación.

El decreto que ya firmó, se publicará en el periódico oficial El estado de Jalisco el próximo martes 20 de diciembre, mismo día que se publica el aviso de consulta pública para la reserva de El Cuale. 

MC