Lanza CFE Pago Programado en la región Puebla-Tlaxcala

Con esta modalidad los consumidores podrán administrar mejor su gasto, ya que permite elegir el día para el pago del servicio, entre los días 1, 5, 10, 15, 20 o 25 de cada mes
Noé Miguel Huerta, subgerente de la CFE presentó el novedoso medidor.
Noé Miguel Huerta, subgerente de la CFE presentó el novedoso medidor. (Foto: Gabriela Martínez)

Puebla

Este viernes la Comisión Federal de Electricidad (CFE) pone en marcha el sistema Pago Programado en los estados de Puebla y Tlaxcala, el cual otorga al usuario la posibilidad de instalar un medidor digital, leer su propio consumo, elegir su fecha de pago y elimina el costo de reconexión.
El programa es opcional para el usuario y consta de la instalación de un medidor digital o electrónico, el manejo de una tarjeta inteligente para medir el consumo y con ella realizar el pago del servicio.
“Con el pago programado se mantiene el mísmo costo de luz, no hay un incremento y se mantienen los subsidios;  el medidor y la tarjeta inteligente son gratuitos”, destacó Noé Huerta Martínez, subgerente comercial de la CFE división Centro-Oriente.
Con esta modalidad, los usuarios podrán administrar mejor su gasto, ya que permite elegir el día para el pago del servicio, entre el 1, 5, 10, 15, 20 o 25 de cada mes.
“Para tomar la lectura, el usuario debe poner la tarjeta inteligente sobre el medidor y automáticamente se registra el saldo a pagar, el usurario acude a cualquier centro de atención a clientes o CFEMáticos y paga su consumo”.
La activación se realiza a través de promotores que visitarán los domicilios para explicar al usuario la modalidad, beneficios y la operación del Pago Programado, ya que el sistema sólo está disponible para uso doméstico.
En el caso de la región Puebla- Tlaxcala existen 430 mil medidores digitales de un total de 2 millones de usuarios.
El funcionario mencionó que con este esquema,  los usuarios han logrado disminuir entre un 13 y 18 por ciento su consumo de energía eléctrica, ya que se logra un uso consciente.
El alcance del programa se dirige a unos 8 millones de usuarios a nivel nacional, quienes ya cuentan con el medidor digital o electrónico instalado, lo que representa el 30 por ciento de los usuarios domésticos en el país.