Salomé Lemus califica como lamentable bullying en León

El rector de la Catedral Metropolitana de León manifestó su preocupación por los casos de agresión escolar y pidió a padres y a profesores prevenir esas conductas en los niños.
El padre pidió conocer más a sus hijos.
El padre pidió conocer más a sus hijos. (Mauricio Contreras)

León, GTO.

El rector de la Catedral Metropolitana de León, José Salomé Lemus, manifestó su preocupación sobre los casos de bullying que se han registrado en los últimos días y además los calificó de lamentables.

El sacerdote también explicó que la sociedad es el reflejo de lo que los niños observan en casa y cuestionó la labor de los adultos al momento de poner el ejemplo a los chicos.

"Es lamentable que esto suceda en el mundo de los niños y de los jóvenes, pero los adultos tenemos que cuestionarnos, ¿no somos los adultos los que les estamos dando mal ejemplo a los niños?, en el sentido de que ellos estarán aprendiendo de nosotros".

Aunque el rector de la Catedral Metropolitana no comentó ninguna sanción hacia estos actos, pidió a los padres de familia y a los profesores darse cuenta de la realidad en la que viven los jóvenes e involucrarse más a fondo en su educación.

"La Iglesia siempre lamentará estos tristes acontecimientos y dirá: señores, enseñemos a los niños y adolescentes desde el mismo seno familiar a tratar con respeto y con igualdad a los demás", expresó luego de que la Secretaría de Educación Pública mencionara que los padres de familia deben de trabajar en la prevención de conductas agresivas en sus hijos.

"La SEP en este caso tiene gran parte de razón en decir qué es lo que hay en la calle, en la calle hay lo que sale de las familias, si en las familias aprenden a ser violentos, agresivos, aprovechados, eso es lo que se lleva a la escuela, a la calle o al deporte".

Por otra parte señaló que los profesores en su misión de enseñar a los alumnos a vivir en sana convivencia deben de sembrar valores y enseñar a respetar a los más chicos.

"Los seres por muy pequeños que sean merecen todo nuestro respeto, los indefensos, los que están en el vientre de la madre, merecen todo nuestro respeto y merecen vivir".

Y agregó: "Por eso la Iglesia dirá que hay que defender la vida, hay que defender los derechos de todas las personas, en cualquier estrato y en cualquier momento".