Laguneros participan en Rosario Viviente

Más de 4 mil personas se dieron cita en las instalaciones del Estadio Revolución de Torreón, para estar presentes en el aniversario XV de la tradición que fue traída desde Guadalajara.

Torreón, Coahuila

A las 19:30 horas, se dieron cita más de cuatro mil laguneros en las instalaciones del Estadio de la Revolución de Torreón, para acercarse a la fe a través de un Rosario Viviente.

Es el aniversario XV de esta tradición, que fue traída desde Guadalajara y comenzó en las instalaciones el Colegio Miguel Ángel de esta ciudad. Al segundo año fue necesario buscar un lugar más grande, por que se rebasó la capacidad de la instalación del colegio.

Autoridades del Colegio indicaron que el Rosario se realiza por que el mes de octubre es el mes de Rosario.

Jóvenes de la misma institución educativa, estuvieron guiando el Rosario en sus cinco misterios, que se colocan vivos en cinco escenarios.

Cada misterio, se ilumina el respectivo escenario. Un niño representa el Padre Nuestro, y diez pequeñitas, vestidas de blanco, era un Ave María, representando todos, la pureza del alma infantil. Por cada oración, se enciende una vela.

Autoridades del Colegio indicaron que el Rosario se realiza por que el mes de octubre es el mes de Rosario y hacer una instalación de esta índole, también invita a la gente a rezar con frecuencia el Rosario.

Destaca la importancia de las reflexiones que se hacen, encaminadas a dar gracias a Dios por lo que tenemos. En esta ocasión en especial, al igual que en los años previos, ha sido la petición de todos: la anhelada paz.

En 2013, el rezandero fue de lujo: Juan Pablo II a través de un audio especial.

Los mismos alumnos han vivido momentos terribles y algunos ya están asustados por que desgraciadamente les ha tocado ver, saber o vivir de cerca este horror.

Las personas sentadas en las gradas del Estadio llevaron consigo veladoras, algunas con vasitos o con papeles para que la cera no les quemara.

El Obispo de Torreón José Guadalupe Galván, estuvo presente en esta representación, quien coronó al final a la Virgen María.

En 2013, el rezandero fue de lujo: Juan Pablo II a través de un audio especial. En aquella ocasión también se rezó por la paz.

La gente salió del Estadio tranquila, transfigurada y con gestos de paz en la mirada. Así mismo, con la esperanza de que Dios escuche las súplicas.