Proyecto 'Blingen' para combatir la lagoftalmia

Alumnos del Tec Laguna ganadores del primer lugar en la etapa regional del Encuentro Nacional de Innovación Tecnológica 2014, buscan registrar ante el IMPI "Blingen", una solución a la enfermedad. 

Torreón, Coahuila

La lagoftalmía, es la imposibilidad de una persona de cerrar completamente los párpados provocado luego de sufrir parálisis facial.

De acuerdo a alumnos del Instituto Tecnológico de la Laguna, quienes obtuvieron el primer lugar en la etapa regional del Encuentro Nacional de Innovación Tecnológica 2014, en la categoría Producto, con el proyecto denominado: "Generador de parpadeos para personas con lagoftalmia".

"La lagoftalmía se presenta a cualquier edad y sobre todo en las personas mayores que van afectando su fisonomía."

Este problema puede ser incluso considerado de salud pública, ya que de acuerdo a sondeos realizados en instituciones médicas de Torreón, se llegan a presentar de 12 a 14 casos al mes, en cada clínica y generando más de mil terapias diarias a nivel nacional para contrarrestar los efectos de la parálisis facial. 

Con la supervisión del doctor Mario Francisco Jesús Cepeda Rubio y guiados por su maestra Alma Leticia Ramos Frías, profesora del taller de Investigación, este equipo está integrado por alumnos como Sara Badillo Segovia, José Luis Tavares Mendoza, Samuel David Esparza Ramírez, Jessica Alejandra de Santiago Aguirre y Mónica Borrego Calderón, quienes presentaron el proyecto "Blingen", siendo alumnos de la carrera de Electrónica, en la especialidad de Biomédica y Química.

Blingen, es un sistema de músculos artificiales a base de polímeros electroactivos, capaz de manipular los párpados del paciente con lagoftalmía de forma no invasiva y tiene como propósito mantener la lubricación ocular y proteger los ojos del medio ambiente, para con ello evitar infecciones y sequedad que podrían causar la perdida de la visión.

"En la investigación que realizamos en Torreón se pudo comprobar que es muy alto el índice de padecimientos derivados de la parálisis facial y entre los más frecuentes está la lagoftalmía", aseguró Badillo Segovia, de 22 años.

Según recuerda Samuel Esparza Ramírez, de 23 años, la idea de desarrollar este proyecto se derivó de la tía de uno de los miembros del equipo que es doctora con la especialidad en oftalmología.

"Este problema puede ser incluso considerado de salud pública, ya que de acuerdo a sondeos realizados en instituciones médicas de Torreón, se llegan a presentar de 12 a 14 casos al mes."

"Ella comentó que tenía muchos pacientes con este problema, y que no existía un solución real para el mismo, pues lo único que existe en la actualidad es la cirugía invasiva que resulta altamente costosa y riesgosa; en tanto que este proyecto representa una solución libre de riesgo quirúrgico. 

Con un sensor y fuentes de energía, este prototipo facilita el parpadeo habitual que tiene una persona saludable que van de 14 a 15 parpadeos por minuto, permitiendo la lubricación de los ojos, evitando de esta manera la proliferación de sustancias agresivas que derivan en enfermedades visuales de gravedad.

Aunque no forma parte del equipo, Marcelino Alfonso Torres Cruz, de 22 años, de la carrera de Ingeniería en Gestión Empresarial, les asesoró en el modelo de negocios que pueden aplicar para hacer de esta idea un proyecto con viabilidad comercial.

"La lagoftalmía se presenta a cualquier edad y sobre todo en las personas mayores que van afectando su fisonomía; este proyecto permite contribuir con nuestros conocimientos: se trabajó en el modelo de negocios, ver el mercado potencial, segmentación del mismo, técnicas de difusión de esta herramienta de solución.