“Ladremos Juntos” registra 3 adopciones

Los afortunados son “Frost”, "Canelo" y "Macy", quienes fueron rescatados por el hospital y albergue canino “Ladridos con Alas”, que donó 200 desparasitaciones y 100 vacunas contra la rabia.

Torreón, Coahuila

Tres perros consiguieron un hogar en la realización de Ladremos Juntos. Los tres fueron rescatados de la calle y estaban bajo el cuidado del hospital y albergue c canino Ladridos con Alas.

Los adoptantes tenían que cumplir ciertos requisitos y, sobre todo, firmar una responsiva de que se harán cargo del animal que se llevaron a casa, trámite importante para todos los albergues que dan en adopción a perritos y gatitos.

El primero de ellos fue "Frost", quien apareció en Telediario Matutino. La señora Carmen Colunga Hernández, vecina de Ciudad Nazas, es la persona que tomó la decisión de adoptarlo.

"Lo queremos para darle amor, seguridad, un hogar y estabilidad".

Ella asegura que lo vio y se enamoró de él y que quería ver si alcanzaba a llegar a adoptarlo o si no a Macy, la otra perrita que también tenían los chicos de Ladridos con Alas.

Ella y su hija viven en una casa en la que ya tienen otros cuatro perritos, a cuya familia se sumara "Frost", que convivirá en un buen espacio en su nueva casa.

"Lo queremos para darle amor, seguridad, un hogar y estabilidad para que no ande en la calle", señaló doña Carmen, agregando que estas acciones hacen a la gente más humana y que la persona que quiere a un animalito, puede querer a "medio mundo".

Por su parte, la señora Ceci Banda de Fovissste La Rosita, primera colonia beneficiada con "Actuemos Juntos", comentó que vinieron a apoyar pero también a felicitar a la campaña que ya cumple su primer año.

"Lo que hacemos nosotros es pasar con los vecinos y cuando se requiere comprar algo, pedimos una cooperación y los vecinos están muy dispuestos a apoyarnos siempre", comentó.

Si bien admite que no tiene perro, es necesario ayudar a los animalitos y sobre todo apoyar a las personas que como pueden, acogen en sus familias y en sus casas a alguno de ellos, que sufre.

"Canelo" vivirá en Tlahualilo

Desde Tlahualilo, la familia de la señora Guadalupe Navarro vino a adoptar a "Canelo". Ella y dos de sus cuatro hijos lo vieron en la televisión y se enamoraron de él. También entregaron su cooperación en croquetas.

Indicó Guadalupe que hace poco falleció una perrita que tenían y que en su familia les encantan las mascotas. Ese fue el motivo por el cual se animaron a trasladarse desde Tlahualilo hasta Torreón, cuando vieron a "Canelo" en la televisión.

"Mi esposo es el que más los atiende, les da de comer antes de irse a trabajar, les hace cariño, los cuida", comenta. El caso de "Canelo" es especial, pues él como muchos otros perritos en los albergues, ya tenía más de un año en Ladridos con Alas.

"Si miran un perrito en la calle echenle la mano, denle algo de comer, aunque sea de lo que les sobre de su comida. No los maltraten por que ellos también sienten. Tenemos que cuidarlos entre todos", aconsejó.

La familia Ocón Lares incluye a "Macy"

Macy fue la tercera adoptada. A ella la vió la familia Ocón Lares en la página de Facebook de Ladridos con Alas y también fue un "flechazo" inmediato.

María Luisa, la mamá de esta familia, indicó que tiene una niña y se dieron la vuelta en la mañana para pasar más tarde por la perrita.

"Tengo de contactos en redes a los organismos de perros y me encanta la labor que hacen. Por favor, ya no vayan a comprar animalitos a las veterinarias, hay muchos que necesitan un hogar y están buscando una familia en los albergues, no duden en ir", señaló María Luisa.

Para el hospital y albergue canino Ladrido con Alas, la jornada fue larga ya que además de las vacunas y desparasitaciones, les llegaron consultas.

Entre estas, un perrito que se perdió de su casa y apareció días después, atropellado y con una fractura expuesta en una patita.

De ahí, la importancia de los organismos de la sociedad civil que se dedican en exclusiva a animalitos, pues ellos siempre procuran rodearse de veterinarios que faciliten sus servicios a bajo costo, para que el dinero nunca sea una excusa para atender y permitir la salud a un animalito.