Leche materna evita enfermedades de riesgo en bebés

Especialista del IMSS recomienda prolongar la lactancia hasta los dos años.
El Hospital Ángeles ofrecerá charlas sobre la lactancia materna de manera gratuita.
El porcentaje de mujeres que amamantan ha disminuido debido -entre otras cosas- a la publicidad de los productos lácteos (Aristeo Abundis)

Guadalajara

Para prevenir la obesidad, para aumentar el coeficiente intelectual y para evitar enfermedades de riesgo y alergias en los bebés, el coordinador auxiliar de Prevención y Atención a la Salud del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, David Medina Camarena, recomienda prolongar la lactancia materna hasta dos años. Destaca que durante los primeros seis meses de vida, debe ser exclusiva, pero hacerlo durante más tiempo garantiza una mejor nutrición y protección a los bebés.

En el marco de la semana mundial de la Lactancia Materna, el especialista enfatizó que es fundamental alimentar a los recién nacidos exclusivamente de esta manera, ya que la leche de la madre contiene los nutrientes esenciales para reforzar el sistema inmunológico. No se debe mezclar con ningún otro alimento: “ni siquiera agua”, para que no disminuyan los beneficios, detalló y aseguró que la leche materna previene el desarrollo de enfermedades mortales, tales como, respiratorias y del tracto intestinal, las cuales figuran entre las que con mayor frecuencia ponen en riesgo la vida de los bebés.

Precisó que desde hace 15 años, como parte de la estrategia Hospital Amigo del Niño y de la Niña, diversas unidades hospitalarias brinda apoyo a las mamás respecto al tema, a través de espacios de lactancia y capacitación permanente del personal médico para ayudar a la mujer en este proceso.

Además, manifestó que para iniciar un proceso saludable de lactancia, “la madre debe cuidar su dieta, desde que supo de su embarazo, con alimentos nutritivos y en proporciones adecuadas para evitar la obesidad, así como, acudir a sus citas de control prenatal”.

Por otra parte explicó que el porcentaje de mujeres que amamantan ha disminuido debido -entre otras cosas- a la publicidad de los productos lácteos, los cuales venden bajo el concepto de “comodidad” más no de calidad. Aseveró que otro punto fundamental para medir los bajos índices de lactancia, son las diversas tareas que la mujer enfrenta en la actualidad.

“A las madres que trabajan les recomendamos la técnica de la extracción de leche, así pueden dejarla hasta seis horas sin refrigerar y posteriormente, si no se usa, en refrigeración hasta por 72 horas. En esos casos se debe dar con un vaso o cuchara pero nunca con mamila. Se hace algo similar con bebés hospitalizados”, abundó.