“Era como la niña de ‘Los tres huastecos’”

El arquitecto Héctor Benavides y Don Roberto Hernández Jr., recordaron anécdotas y experiencias en el ámbito profesional con 'La Tucita', quien falleció este domingo.

Monterrey

La actriz María Eugenia Llamas, mejor conocida como 'La Tucita', será recordada con especial afecto en la ciudad de Monterrey, pues es aquí donde formó su familia e hizo grandes amistades.

Luego de que se diera a conocer su fallecimiento este domingo, figuras públicas de la televisión local recuerdan anécdotas y experiencias con la actriz en el ámbito profesional.

El arquitecto Héctor Benavides recordó haber conocido a 'La Tucita' el año de 1967, cuando le realizó una entrevista para el programa de televisión Discomanía en el canal 10.

"La primera ocasión que yo la entrevisté fue en su casa, luego pasó acá (al estudio de televisión) a la entrevista; era en blanco y negro, todavía no había color.

"En las dos ocasiones hablamos de que si recordaba cómo era Pedro Infante, y dice: 'pues yo era una niña, me acuerdo que me cayó muy bien porque bromeaba conmigo'. Así es como yo la conocí, haciéndole una entrevista en su departamento, recién casada con Rómulo Lozano, en 1967", comentó en entrevista para MILENIO Monterrey.

También platicó que Rómulo Lozano, esposo de María Eugenia, trabajaba en el canal 6, pero cuando éste se encadenó a México, decidió mudarse al canal 12 y ahí inició el acercamiento de 'La Tucita' con Grupo Multimedios.

"Ella venía también a felicitarlo en cada aniversario. Cuando cumplió cinco años, cuando cumplió 10 años, 15, el programa de 'Mira qué bonito', ella siempre venía aquí y traía un mariachi para Rómulo, su esposo", dijo.

De igual manera, Don Roberto Hernández Jr., conductor de Futbol al Día, recordó su compañerismo con María Eugenia Llamas, pues en un tiempo estuvieron trabajando para la cadena TIM (Televisión Independiente de México).

El comentarista explicó que en el canal hacían telenovelas y por los pasillos era común ver caminar a importantes artistas, entre ellas 'La Tucita'. Así fue como surgió el compañerismo entre ambos.

"La personalidad de la niña que sale en Los tres huastecos, o que sale con 'Chachita' en Las dos huerfanitas, es la misma de ella: alegre, sonriente, muy platicadora, iniciaba las charlas. Era una platicadora natural, una mujer que disfrutaba la compañía de las personas; no era una mujer alzada.

"Yo le dije un día: 'oye Tucita, ¿esa víbora que agarraste...?', y ella: '¡ay, Roberto! Me lo han preguntado millones de veces'. Manejó una tarántula, manejó una víbora, y cuando la tienes cerca le preguntas: '¿cómo le hiciste?'", mencionó.

Hernández Jr. describió a María Eugenia como una compañera inigualable, afectuosa, positiva y sencilla.

También recordó que cada vez que la veía, solía recordarle partes del libreto de "Los tres huastecos", a lo que ella respondía con una sonrisa.

"No decía 'ya no me molestes', 'ya no me digas', no. Se reía conmigo; fuimos buenos compañeros de trabajo.

"Hay artistas que no brillan en su persona porque se les levanta el ego demasiado. 'La Tucita' era una persona centrada, con la cual disfrutabas la charla en todo momento", concluyó don Rober.