CRÓNICA | POR SANDRA SOSA

"Quina, te quiero de a madre, te quiero un chingo"

El último adiós a La Quina, se van sus cenizas al mar.

Tras 20 días del fallecimiento del ex líder petrolero, sus restos en cenizas, fueron arrojadas al mar, la última petición del polémico político.

Cenizas de La Quina son lanzadas al mar, pues fue su última voluntad
Cenizas de La Quina son lanzadas al mar, pues fue su última voluntad (José Luis Tapia)

Ciudad Madero

Son las 11:45. Su familia, sus amigos, los jubilados se dieron cita en el faro de la escollera de la playa Miramar, para dar el ultimo adiós a don Joaquín Hernández Galicia quien fuera líder de los petroleros.

Carmelita Correa, su esposa, y sus hijos, Joaquín, Juan Manuel, María del Carmen y Guadalupe Hernández Correa, cumplieron el último deseo de "La Quina": arrojar sus cenizas al mar.

Al son del mariachi se arrancó la primera canción, de esas canciones que le gustaban a "La Quina": "El son de la negra"; luego "El maderense", "El rey", "Mi viejo", "A mi manera".

"Hasta pronto jefe siempre vivirás en nuestros corazones", gritó un hombre.

Hubo lágrimas y adiós de familiares, amigos y jubilados petroleros, para despedir a su ex líder.

La embarcación "Rigel" se aproxima a la escollera con las cenizas de Don Joaquín en manos de su hija Guadalupe, se escuchó el grito de tristeza de Joaco, su hijo, "Quina te quiero de a madre, te quiero un chingo".

Los asistentes al duelo dan una porra y ánimo al hijo del ex dirigente petrolero.

Entre los asistentes se escucha el grito de un hombre "Hasta pronto jefe siempre vivirás en nuestros corazones" mientras que el mariachi cierra con la canción cuando un amigo se va".