Instalan "ollas captadoras" de agua en La Huerta y Mascota

Se trata de depósitos de agua que permiten paliar la escasez del recurso en los meses de sequía en las zonas rurales, para abastecer colonias y regar huertos.
Se pretende dotar de forma más segura de agua corriente y de calidad a los moradores.
Se pretende dotar de forma más segura de agua corriente y de calidad a los moradores. (Cortesía)

Guadalajara

En tiempos de lluvias erráticas y cambio climático, encontrar soluciones locales y adaptar a las sociedades a vivir con sus propios recursos es la mejor respuesta de adaptación; y eso es parte de lo que se busca con la inauguración de dos "ollas" o pequeños embalses artificiales captadores de agua que se inauguraron en municipios de la sierra costera de Jalisco. 

Con la nueva infraestructura se pretende dotar de forma más segura de agua corriente y de calidad a cerca de 4,250 moradores de los municipios de La Huerta y Mascota; dichos vasos captarán agua de lluvia.

Magdalena Ruiz Mejía, titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet), inauguró la olla captadora de agua en La Huerta, cuya capacidad es de 30 mil metros cúbicos y beneficiará indirectamente alrededor de 4 mil habitantes del municipio. "El depósito servirá para abastecer del líquido a los habitantes de las colonias de la cabecera municipal, así como para irrigar 20 huertos de traspatio. Es muy importante valorar el capital natural, siempre teniendo una visión de cuenca, es importante que los ejidos trabajen de manera integral sus cuamiles evitando la erosión de los suelos, cuidando sus selvas y bosques, ya que estos son los productores de agua”, explicó.

El proyecto se concretó en el marco de la Junta Intermunicipal de Medio Ambiente de la Costa Sur (Jicosur), con respaldo de Pronatura México y una empresa refresquera.

“Se reconoce la suma de esfuerzos como un modelo de gobernanza local para concretar esta obra, que traen bienestar a la población”, añadió.

El convenio de colaboración entre Pronatura y Jicosur se firmó en 2014 e incluye acciones de restauración ecológica, planeación estratégica, rehabilitación de plantas de tratamiento de agua, desarrollo comunitario y educación ambiental.

En el caso de la olla captadora que se construyó en Mascota, la cual también se entregó formalmente este miércoles, tiene una capacidad de almacenamiento de 43 mil metros cúbicos de agua, con la cual se podrá suministrar al ejido Mirandillas tanto para el uso de la población –con 250 habitantes- como para actividades agropecuarias en una superficie de 80 hectáreas.Esta obra contó con el trabajo de los socios citados, más una empresa refresquera.