Habitantes de Senderos se quejan de inundaciones

En la cerrada La Cantera señala que es por la falta de planificación de la constructora ARE y la poca respuesta de Simas Torreón.
Cerrada la Cantera.
Cerrada la Cantera. (Especial.)

Torreón, Coahuila

Vecinos de la cerrada La Cantera, del Fraccionamiento Senderos en Torreón, se quejan de inundaciones constantes durante las lluvias, por la falta de planificación de la constructora ARE y la respuesta oportuna de Simas Torreón.

De acuerdo con Juan Cárdenas, habitante del lugar que resulta uno de los afectados, la problemática se relaciona con un cárcamo situado en las cercanías de la cerrada.

Un vecino del lugar indicó que el Simas debe operar de manera manual una bomba para el drenaje pluvial.

Indicó que el Simas debe operar de manera manual una bomba para el drenaje pluvial, que requiere ser activada durante las lluvias, sin embargo comentó que no se obtiene la respuesta oportuna por parte del personal de la paramunicipal, lo que ocasiona que incluso el agua se meta a las viviendas, afectado muebles.

Puntualizó que ante la falta de respuesta están pensando en instalar mantas que denuncien la informalidad de la empresa a las afueras de los desarrollos que están comercializando.

"La bolita va de aquí para allá y de allá para acá, entre las autoridades y la constructora ARE, que solo argumentan que se tiene la solución, pero que no la ponen en función porque tiene un costo alto el ponerlo en funcionamiento esta solución, que requieren encenderlo manualmente para que no gaste energía eléctrica”, manifestó.

Comentó que con la anterior situación en dicha cerrada La Cantera, las casas nuevas o recién construidas están resintiendo las grandes cantidades de acumulación de agua.

“Los costales con arena se dejan ver en cualquiera de las casas del fondo norte de la cerrada La Cantera, precisamente a un costado de noria de desazolve del fraccionamiento Senderos, frente a El Paso del Águila, a un costado del canal del coyote".

Preocupa a los vecinos precipitaciones que son propias de la temporada, que ha generado grandes inundaciones en diferentes partes de la ciudad de Torreón.