Las Cheyennes se coronan en LIFAL

Las de negro y plata blanquearon en la final al equipo de Barracudas por un marcador de 13 puntos contra 0 y alzarse con el trofeo de campeonas.

Torreón, Coahuila

La escuadra negro y plata de Cheyennes femenil se llevó el campeonato de la Temporada de Invierno de la LIFAL, al vencer a las Barracudas con marcador de 13-0.

Ante un gran ambiente, las gradas del campo de Jaguares de Torreón fueron insuficientes para albergar a una gran cantidad de seguidores de los dos equipos, familiares, amigos y jugadores de otros equipos, no se querían perder este encuentro que durante la temporada siempre tuvo tintes de gran rivalidad.

Las Barracudas llegaban como invictas a la final con números impresionantes, pero en frente estaba un equipo con sed de revancha, ya que el único descalabro en la temporada para Cheyennes fue ante esta escuadra.

En el primer cuarto las Cheyennes aprovecharon muy rápido las opciones a su favor con anotación de Araceli Corrujedo, quien además hizo la conversión de un punto y con ello se fueron al frente siete a cero.

Antes de finalizar el primer cuarto Paola Tovalín logró seis puntos más para Cheyennes, poniéndose 13 a cero, ante unas desconcertadas Barracudas.

Las acciones se vivieron con gran intensidad, los impactos estuvieron muy fuertes en donde varios balones sueltos se presentaron debido a tackleadas en las cuales los golpes ponían en jaque a quienes acarreaban el ovoide.

Los tres cuartos restantes del encuentro fueron muy parejos, pero ya nadie pudo hacerse daño con puntos, hubo muy buenas jugadas a la defensiva por Cheyennes con varias capturas atrás.

Fue contrastante la presencia física ya que Barracudas tenía mayor tamaño y tonelaje en sus jugadoras, pero Cheyennes con mayor dinamismo, agilidad y velocidad lograron maniatar a sus rivales.

Llegando el silbatazo final se desató una enorme fiesta “negro y plata”, entre gritos, porras, llantos y risas las Cheyennes festejaron con todo ya que demostraron en el terreno de juego ser el mejor equipo de la temporada, lo cual reflejaron los números al ser la mejor ofensiva y defensiva.

El presidente de la LIFAL, Manuel Ramírez Medina entregó el trofeo a las campeonas.