Ocho años de luchar por la comunidad gay

Raymundo Valadez activista por los derechos de este grupo, señala que es fundamental estar informado sobre la no discriminación, salud sexual y la unión familiar.
Padres de familia e integrantes de la comunidad acuden a charlas en el Instituto Municipal de la Mujer
Padres de familia e integrantes de la comunidad acuden a charlas en el Instituto Municipal de la Mujer (Miguel González)

Torreón, Coahuila

Desde hace ocho años, Raymundo Valadez Andrade, activista por los derechos de la comunidad LGBT, planteó una serie de pláticas en el "Grupo de Crecimiento, Fortalecimiento y Empoderamiento LGBT", donde también están incluidos padres y madres de integrantes de la comunidad.

Información sobre derechos humanos, la no discriminación, salud sexual y unión familiar se tocan en este grupo, donde se considera primordial "salir del clóset" apoyados por el círculo familiar.

"Si no es así, será difícil hacer esto bien. Si te aceptas como gay o lesbiana, pero en casa viven en la negación, difícilmente podrás ejercer tus derechos humanos afuera, hay que crecer juntos con papá y mamá".

Las charlas son gratuitas los martes de 18:00 a 19:00 horas. La invitación está abierta, el IMM se encuentra en prolongación Colón y Delicias.

El acoso no sólo lo vive la persona que es gay o lesbiana, sino también la familia, con vecinos, amigos, conocidos, que pueden hacer comentarios mal intencionados sobre la orientación sexual del integrante de la familia que es diferente.

Incluso para una persona heterosexual puede ser difícil tener una autoestima fuerte. Así que las dificultades en un entorno hostil son mucho mayores para las personas de orientación sexual diversa.

Desde este martes comenzaron a impartir estas pláticas en las instalaciones del Instituto Municipal de la Mujer, donde la directora Dulce Pereda otorgó un espacio para que los jóvenes y sus familias acudan.

"Es difícil, a veces nos dicen, es que mi papá o mi mamá son los más homofóbicos del mundo. Pero al mes de que están ahí ya están 'joteando' más que ellos. Nadie se arrepiente de llevarlos, porque crecen con nosotros en el tema de los derechos humanos".

En estos ocho años, según cálculos someros de Raymundo, han podido ayudar a alrededor de 50 personas y a unas 20 familias. "Llega de todo, desde la mamá más open, hasta el más homofóbico que llega y no saluda a nadie".

Estos padres y madres de familia se suman cada año a la marcha gay que se lleva a cabo cada año. A veces, cuenta Raymundo, les preguntan a los padres que ya pasaron por el proceso, cómo se encontró la cura para ser gay, si desean cambiar a sus hijos y dicen que por nada del mundo.

"Es parte de la esencia de sus hijos e hijas. Ya cuando se les pregunta de manera mal intencionada por qué sus hijos se maquillan o por qué se juntan mucho con gays, si no están empoderados se encierran, si están empoderados responden que porque su hijo es gay o su hija es lesbiana y por lo regular el agresor desiste de la hostilización".

La información en estos tiempos brinda poder. Muchas personas de la comunidad LGBT desconocen que tienen derechos y que los pueden ejercer, incluso el polémico tema del matrimonio. Muchos piensan que se trata de un trámite muy diferente, pero es algo que se hace de manera normal en el Registro Civil.

Ahora mismo, hay alrededor de diez personas en este grupo. Sólo se pide que lleguen un poco antes de las 18:00, pues comienzan puntuales y si alguien llega después de esa hora que lleguen y se incorporen ya que no se debe interrumpir la charla.

Por ejemplo recibieron a un joven de 18 años que se acaba de enterar de que tiene VIH y ya fue canalizado para recibir atención médica y psicológica.

Otro caso, el de una joven que es lesbiana y que tiene una hija que le fue retirada, también tiene orientación psicológica.

Para el evento del 17 de mayo están invitados todos los laguneros, aunque no sean de la comunidad LGBT que deseen apoyar la causa.

Para mayo se tiene proyectado el evento "Morados contra la Homofobia". Será el día 17 en Galerías Laguna, lugar donde se han dado algunos casos de homofobia y personas del centro comercial han pedido que se retiren a parejas del mismo sexo tomadas de la mano.

"Será un día normal, no vamos a manifestarnos ni nada, solo vestir de morado y si alguien tiene a su pareja, que vayan tomados de la mano. Queremos que los guardias y quienes visitan este centro comercial, sepan que tenemos los mismos derechos de la ciudadanía".

Esto es básicamente, el ejercicio de su libertad ciudadana como cualquier pareja heterosexual. Así mismo, llevarán billetes que tendrán grapado un banner rosa contra la homofobia que dice:

"Mi dinero y el tuyo generan ganancias. Si respetamos e incluimos generamos igualdad para una sociedad más justa. Día Internacional contra la Homofobia". Este banner se repartirá en locales LGBT desde una semana antes.

También tendrán la llamada tarjeta roja, en caso de que alguna pareja sea molestada o invitada a salir del lugar, la van a sacar y estará escrito el artículo 383 del Código Penal del Estado, tipifica como delito atentar contra la dignidad o igualdad de las personas por cuestiones de orientación sexual e implica penas corporales y multas económicas.