Kia y empresas proveedoras invertirán 2 mil 500 mdd en NL

La firma automotriz coreana edificará la planta más grande para América del Norte, y prevé iniciar operaciones en el segundo trimestre de 2016.

Monterrey

El presidente Enrique Peña Nieto oficializó la instalación de la primera planta armadora de vehículos en Nuevo León por parte de la empresa Kia, filial del Grupo Hyundai, la cual estará ubicada en Pesquería y tendrá una capacidad de producción de 300 mil unidades por año.

La inversión estará compuesta por mil millones de dólares, que destinará Kia para la edificación de la planta; y mil 500 millones de dólares que los aportarán los 11 proveedores que se instalarán en Nuevo León.

Ayer se realizó en la Ciudad de México el anuncio de esta operación, evento al que acudieron directivos de la compañía coreana, el Presidente Enrique Peña Nieto; el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal; el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz; el secretario de Desarrollo Económico del Estado, Rolando Zubirán Robert, entre otros.

Ésta es la primera planta automotriz en México y será la sexta que tiene Kia en el extranjero, convirtiéndose en la más importante de América del Norte.

Hyung Kun Lee, vicepresidente de estrategia global de Kia Motors, apuntó que la producción en la planta será por 300 mil unidades anuales; este año se estima que la empresa coreana alcance una producción global de tres millones de unidades.

Informó que ésta será una planta de gran tecnología; su construcción llegará a su término a finales de 2016.

“Esperemos que los proveedores coreanos que caminen de la mano con Kia Motors hacia Nuevo León contribuyan al desarrollo económico del estado, creo firmemente que este acontecimiento dará pie tanto a la prosperidad de México como a Kia”, comentó Hyung Kun Lee.

En el anuncio de la inversión, realizado en el Museo Tecnológico de la Comisión Federal de Electricidad, en la Ciudad de México, el Presidente Enrique Peña Nieto dijo que México es una buena opción para las inversiones extranjeras, y que el país se ha consolidado por poseer una plataforma competitiva para producir y exportar autopartes.

Atribuyó esta confianza en el país de los inversionistas extranjeros a las recientes reformas estructurales aprobadas por el Congreso.

“Estoy seguro de que la nueva planta de Kia en Nuevo León será emblema de la fusión de dos culturas forjadas en el valor del trabajo y la aspiración de excelencia”, añadió el jefe del Ejecutivo Federal.

La nueva planta de Kia Motors contribuirá para incrementar en 13 por ciento la producción automotriz nacional automotriz, que el año pasado llegó a tres millones de vehículos y le permitió a México colocarse como el cuarto exportador en el mundo, apuntó por su parte Ildefonso Guajardo Villarreal, secretario de Economía, durante su discurso.

Detalló que en dos meses se han anunciado tres nuevas plantas en el país, que en su conjunto representan una inversión de tres mil 500 millones de dólares y la generación de 10 mil empleos. Dos de dichas plantas han sido orientadas en el segmento Premium.

En el mismo evento, el gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, calificó el acontecimiento como importante e histórico para el estado y para México.

“La instalación de esta gran armadora no significa únicamente una enorme inversión y sobre todo la gran generación de empleo que esto tendrá tanto directo como indirecto, sino que representa también la confianza que hay de los mercados internacionales”.

Aseguró que generará miles de empleos “bien pagados” y se estima la atracción de más inversiones que realizarían proveedores de esta empresa.

Rolando Zubirán Robert, titular de Secretaría de Desarrollo Económico del Estado, señaló que Nuevo León ha avanzado como nunca en materia de Inversión Extranjera Directa (IED).

Destacó que con esta inversión Pesquería se convierte en un polo más de desarrollo para el estado, dado que la planta dará empleo directo a tres mil personas, además de que empresas proveedoras generarán otras seis mil plazas de trabajo, sumando así nueve mil empleos directos.

Indicó que la nueva inversión de Kia en el estado podría traer beneficios a más de 300 empresas locales de manufactura, proveedoras del sector automotriz, las cuales podrán ofrecer sus productos a la armadora y a los proveedores que vendrán a instalarse junto con ella, esto sin contar a un gran número de empresas proveedoras de servicios que actualmente atienden al sector en Nuevo León.

La firma ha realizado fuertes inversiones en su estrategia de posicionamiento. En 2008, dada su alianza con Hyundai, fue nombrada la empresa número ocho en tamaño de la industria automotriz en el mundo, y en tan sólo cinco años se posicionó como la número cuatro, sólo después de GM, VW y Toyota. Las ventas de la firmas asociadas Hyundai-Kia alcanzaron en 2013 ventas por 7.1 millones de vehículos.

Mencionó que la iniciativa privada, la Academia y el Gobierno se encuentran colaborando para impulsar la industria automotriz nacional, ya que ésta no sólo es prioritaria en Nuevo León, sino la más importante del país, ya que representa 19.4 por ciento del PIB manufacturero.

Zubirán Robert enfatizó que la zona tendrá un desarrollo exponencial, donde se espera construir parques industriales en corto plazo. Además, en 4 o 5 años, es estimado llegar de cinco mil a 60 mil viviendas e incluso cadenas comerciales como Walmart, HEB y Soriana. También, dijo, existe el ofrecimiento por parte del Gobierno y por la gente de Ternium para construir un Conalep, para dar educación técnica a jóvenes.