Instalan Juzgado Familiar Especializado en Menores

Los empleados del nuevo recinto jurídico inaugurado hace unos días, tendrán la oportunidad de conocer personalmente a los niños en espera de ser adoptados.
Se podrán acelerar los tiempos de adopción a beneficio de niños de mayor edad.
Se podrán acelerar los tiempos de adopción a beneficio de niños de mayor edad. (Silvia Ayala)

Durango, Durango

El Tribunal Superior de Justicia del Estado de Durango instaló un Juzgado Familiar Especializado en Menores, el primero de su tipo en el país, enfocado a la atención de casos de niños resguardados en Casa Hogar.

La necesidad de este juzgado inaugurado hace unos días, se remonta a estudios realizados por la Procuraduría de la Defensa del Menor, la Mujer y la Familia, pues se establece que para ser adoptados, los niños deben estar libres de cualquier situación legal que comprometa la certeza jurídica en el proceso.

Esto implica que el menor debe contar con una sentencia de pérdida de patria potestad, sin embargo, al llevarse estos procesos en los juzgados de lo familiar, aunque se daba prioridad, el tiempo era prolongado, retrasando la oportunidad de la adopción por el avance en su edad.

Una vez que esta Sala de Justicia se instaló en Casa Hogar, los tiempos procesales se reducen a lo estrictamente necesario, dando a los menores de más edad una mayor oportunidad para ser adoptados en menor tiempo, como resultados de las gestiones realizadas por la presidenta del DIF, Tere Álvarez del Castillo.

Cabe señalar que el Juzgado encargado de los casos de menores, consta de una Jueza, una Secretaria de Acuerdos, una Actuaría Notificadora, una secretaria y un Ministerio Público, quienes tendrán la oportunidad de conocer a los niños personalmente, lo que dará mayor sensibilidad al personal.

Actualmente, Casa Hogar tiene a su resguardo en juicio de pérdida de patria potestad a un total de 20 menores y 12 que ya están en trámite, y con la apertura del Juzgado, todo niño duranguense tendrá acceso a lo que por naturaleza le corresponde, a sus derechos, a una infancia plena y feliz dentro de una familia que lo ame y lo proteja.