CRÓNICA | POR OSCAR ARTURO PROA @ARTHURPROA

Justicia Social: Un llamado a la sociedad

Busca TECHO superar la extrema pobreza

Las familias Cholula Sánchez y Cholula Pérez empiezan a trabajar en conjunto con los jóvenes voluntarios de TECHO en San Miguel Canoa, Puebla

San Miguel Canoa, Puebla

Dentro del Segundo Distrito de San miguel de Canoa en el Estado de Puebla, TECHO comenzó con su intervención para superar la situación de extrema pobreza que viven miles de personas en los asentamientos precarios del municipio. Con 10 viviendas de emergencia construidas del 7 al 9 de febrero, TECHO inició la intervención en Canoa, para posteriormente adentrar con proyectos de Habilitación Social.

Siendo Puebla de Zaragoza un sinónimo de riqueza arquitectónica, cultural y culinaria lo es también de una gran injusticia social que se vive en los alrededores de la capital del estado, en San Miguel de Canoa no tienen ingresos suficientes para cubrir bienes y servicios necesarios para satisfacer sus necesidades alimentarias y viven con al menos una carencia social, como el acceso a la educación, salud o servicios básicos en la vivienda.

El Sr. Jorge Cholula, padre de familia de una de las miles que viven en situación de pobreza, trabaja de viernes a lunes en un puesto de comida, cerca del zócalo de Canoa, ahí le acompañan cuatro días de la semana Cecilia o Jorge sus hijos más grandes de 9 y 10 años que ayudan a la venta de quesadillas, semitas y gorditas de guisados.

"Vamos viernes, sábado, domingo y lunes, porque son los días que la gente va y compra, los otros días hemos intentado pero se nos queda toda la venta, por eso abrimos el puesto esos cuatro días" aclara el Sr. Jorge, quien se queda a dormir en el puesto por no quedarse sin el dinero que implica viajar de casa al lugar del puesto de comida y viceversa.

Más allá de la justicia legal, la familia del Sr. Jorge lucha día a día por la justicia social, partiendo de las nociones de igualdad de oportunidades, cuyas eventualidades se logranapreciar desde el momento en el que los niños de la familia Cholula Sánchez emprenden de lunes a sábado con rumbo a la escuela Benito Juárez de Canoa.

El Sr. Sánchez junto con su esposa María se encargan de sus tres hijos, además de otros tres sobrinos que acogieron después de que el hermano del Don Jorgelos abandonara después de una severa crisis de alcohol y drogas; los tres niños, sobrinos de estas nobles personas ocasionalmente llaman de Papá o Mamá a los señores de la casa "Ha sido difícil acostumbrarlos a que me llamen Papá, porque ellos saben que no lo soy" dijo el Sr. Jorge.

La Sra. María trabaja viernes, sábado y domingo en una tienda de abarrotes cerca del centro de Canoa; ocasionalmente trabaja entre semana, incluso los días cuando se va a la abarrotería, antes de partir ayuda al Sr. Jorge a preparar los últimos detalles para que el Padre de la familia salga rumbo al puesto con los guisados, salsas, verduras y el pan preparado.

La familia de Don Jorge y la Sra. María no son caso único cerca del 2do Distrito de Canoa, la Familia Cholula Pérez, donde Oscar con apenas 21 años es padre de familia de dos niños, Jared y Delila.

TECHO busca, a través de la ejecución de diferentes planes, construir una sociedad justa y sin pobreza, donde todas las personas tengan la oportunidad desarrollar sus capacidades, ejercer y gozar plenamente de sus derechos, con la intervención del pasado fin de semana, la Organización Latinoamericana de TECHO avanza con su segunda construcción dentro del estado.

Todas las personas tenemos necesidades básicas comunes, que se traducen en derechos humanos fundamentales: el derecho a la propia identidad, a la supervivencia, a la educación a expresarnos con libertad y a ser tratados con dignidad y respeto, son algunos ejemplos.

La visión de TECHO es lograr una sociedad justa y sin pobreza, donde todas las personas tengan las oportunidades para desarrollar sus capacidades, ejercer y gozar plenamente sus derechos.

Con la misión de Trabajar sin descanso por superar la extrema pobreza, TECHO a través del trabajo conjunto entre jóvenes voluntarios y pobladores de asentamientos, promoviendo el desarrollo comunitario y denunciando la situación en la que viven las comunidades más excluidas.