A la alza enfermedades respiratorias

Según lo informado por César Alejandro del Bosque Garza, titular de la Jurisdicción Sanitaria VI, el incremento de enfermedades respiratorias agudas está dentro de la media anual. 
Las enfermedades respiratorias agudas más frecuentes son gripas, catarro, amigdalitis, bronquitis, faringitis.
Las enfermedades respiratorias agudas más frecuentes son gripas, catarro, amigdalitis, bronquitis, faringitis. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

El titular de la Jurisdicción Sanitaria VI, César Alejandro del Bosque Garza, dio a conocer que la curva del comportamiento no se ha incrementado significativamente.

Se trata de un promedio que en este 2015 no se han disparado en relación con años pasados y las enfermedades más frecuentes son gripas, catarro, amigdalitis, bronquitis, faringitis.

La Organización Mundial de la Salud establece que en una era de amenazas por enfermedades transmisibles emergentes y reemergentes, no se debe subestimar la importancia de las medidas de prevención y control de infección en los entornos de atención de la salud para evitar el incremento de brotes.

"Estábamos dando alrededor de 200 consultas y ahora se incrementó a 400 y de continuar con las bajas temperaturas la cifra se disparará hasta las 600".

"Este es un comportamiento que se tiene regularmente, es la media. Hasta el momento si bien las temperaturas son bajas, no ha disminuido a cero", señaló.

El modo principal de transmisión de la mayoría de las enfermedades respiratorias agudas (ERA) es a través de las microgotas de un paciente fuente que tose o estornuda.

Agregó que existen en las instalaciones de la Jurisdicción Sanitaria VI, alrededor de 3 mil vacunas contra la influenza. 

Por lo que hace un llamado a la ciudadanía en general para que acudan pues en un principio solo se aplicaba a la población vulnerable como menores de edad, adultos mayores, niños y mujeres embarazadas.

Dado que muchos síntomas de las ERA son no específicos y que no siempre se dispone de exámenes diagnósticos rápidos, la etiología a menudo no se conoce en forma inmediata.

Por consiguiente, los centros de salud afrontan el reto de brindar atención a los pacientes con ERA de etiología y formas de transmisión conocidas y desconocidas.

Es fundamental que los trabajadores de salud usen las precauciones apropiadas para el control de infección, cuando se brinda atención a tales pacientes, para minimizar la posibilidad de transmisión de la infección a sí mismos, a otros trabajadores de salud, a los pacientes y las visitas.

Algunas ERA puede causar brotes en gran escala, con alta morbilidad y mortalidad, y puede constituir una emergencia para la salud pública de importancia internacional.

Se indican medidas adicionales de protección para las ERA de preocupación potencial como el SRAS, casos humanos de influenza aviar o un agente patógeno nuevo sobre el cual no hay ninguna información sobre el modo de transmisión