Junta de Conciliación reconoce rezago histórico

Francisco Javier Ramos Jiménez, presidente de la dependencia advirtió que hay expedientes que datan desde el año 2004. Actualmente se tienen mil 700 casos referentes a despido justificado.
Francisco Javier Ramos Jiménez, presidente de la Junta de Conciliación y Arbitraje en Torreón.
Francisco Javier Ramos Jiménez, presidente de la Junta de Conciliación y Arbitraje en Torreón. (Haide Ambriz Padilla )

Torreón, Coahuila

El presidente de la Junta de Conciliación y Arbitraje en Torreón, Francisco Javier Ramos Jiménez manifestó que en La Laguna de Coahuila no se han presentado situaciones referente a despidos masivos con en el reciente caso de la empresa Tyson en Gómez Palacio, esto lo atribuye a la nueva cultura laboral que hay en las empresas de la región.

Ramos Jiménez advirtió que los casos que más se atienden en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje son los referentes al despido injustificado, no sólo encabezando la lista en la región, sino en todo el Estado, actualmente se tienen mil 700 expedientes en Torreón por atender en este rubro, de los cuáles el 15 por ciento de los casos están siendo atendidos en este 2015.

Referente a los tiempos de conciliación, el funcionario señaló que en promedio en nueve meses se resuelven los casos en materia laboral, por parte de esta JLCyA. Francisco Javier Ramos Jiménez reconoce que sí existe un rezago histórico en esta junta, sin embargo se le está dando celeridad a los casos para poder reducir los pendientes que se tienen.

Ramos Jiménez resaltó que actualmente las empresas y los trabajadores llegan a la mesa de conciliación ya “arreglados”, es decir previamente se reunieron y llegaron a los mejores términos.

Advirtió que hay expedientes que datan desde el año 2004 que no se movían, señaló que el día de hoy no existen que se encuentren con el status de “inactivo”, para terminar con el rezago de más de 10 años que se tenía en algunos casos. 

Respecto a la renovación de los contratos colectivos en La Laguna de Coahuila, mencionó que no hay novedad al respecto, pues todas se realizaron en armonía y sin incidentes.

El funcionario recordó que las juntas para renovar los contratos colectivos empiezan desde diciembre y se agudizan en los meses de abril y mayo, las pláticas se llevan a cabo por parte de los sindicatos y las empresas, una vez que llegan a un acuerdo se presentan en la junta y plasman los mismos. En las reuniones se revisa el tabulador y en la mayoría se logró un aumento del 4.5 por ciento al salario.

Ramos Jiménez resaltó que actualmente las empresas y los trabajadores llegan a la mesa de conciliación ya “arreglados”, es decir previamente se reunieron y llegaron a los mejores términos, incluidas las empresas que pertenecen a los sindicatos ya sea de la CTM, CROC, entre otros.

“Actualmente la nueva cultura laboral ha reducido los casos en los que la Junta Local de Conciliación y Arbitraje tiene que intervenir para lograr un acuerdo entre patrón y trabajador, el diálogo se prioriza para tratar de llegar a términos que favorezcan a las dos partes”, concluyó el funcionario.