Juguetes tradicionales son superados por la tecnología

Tablets, teléfonos celulares o consolas de video juegos han ido ganando terreno; comerciantes de El Parián acusan bajas ventas

Puebla

Los juguetes tradicionales han perdido terreno con los juguetes de nuevas tecnologías y ahora se han convertido en artículos de colección o recuerdo para los turistas que pasan por la ciudad, señalaron los vendedores del mercado de El Parián.
Doña Rosario quien atiende el negocio Casa Domínguez desde hace varios años, señaló que la venta de juguetes hechos a mano para la temporada de Día de Reyes ha disminuido año con año.
Señaló que aunque es importante que los niños tengan contacto con la tecnología es importante que los padres fomenten otras destrezas en los menores que pueden adquirir por medio de juguetes tradicionales.
Por su parte, en Casa Estrada don Manuel consideró que uno de los factores para que los menores de edad dejen de consumir juguetes tradicionales es la inseguridad pues actualmente los padres de familia tienen temor de dejar salir a un parque a sus hijos por lo que artículos como tablets, celulares o consolas de video juegos han ido ganando terreno.
Señaló que ahora es común que los padres compren a sus hijos artículos de hasta 10 mil pesos: "antes no se podía, no había televisión si acaso uno de la calle que eran los ricos, ahora en todos lados hasta la casa más humilde tiene televisión y tienen acceso a esos productos.
Carolina Ramírez González explica que juguetes como trompos, yoyos, baleros, coches de madera, entre otros, ofrecen ventajas a los padres de familia y a los niños, pues estos artículos no usan baterías, son más resistentes, su precio es más económico y fomentan algunas aptitudes en los niños.
Los comerciantes coinciden que aunque los juguetes todavía se venden la cantidad es menor y se ha modificado el consumo, pues ahora se han vuelto artículos de colección de los distintos tipos de artículos.
Los juguetes también se han convertido en recuerdos para los turistas que pasan por la ciudad: "Buscan algún producto, que diga Puebla y se lo llevan, pero no para no como antes que era para jugar". Luis Ornel comentó que en su negocio la venta de los juguetes bajo en un 30 por ciento aproximadamente y consideró que esos artículos pueden mantener entretenido a un niño y el mismo aún recuerda cómo se juega un balero.
Mientras que para los niños los juguetes tradicionales les resultan extraños y prefieren los artículos electrónicos y los juegos que se anuncian en televisión.
Así lo comenta Emiliano, quien no conoce los juguetes que se venden en El Parián y para reyes prefiere pedir artículos como coches de control remoto que anuncian en televisión.