Le quitan lo verde a Juárez

Gracias a la labor de especialistas, la escultura del Benemérito de las Américas ya no tiene rastros de la pintura vinílica y luce su tono de bronce.

San Nicolás de los Garza

Al Benito Juárez de San Nicolás “se le ha bajado el coraje”, pues desde este martes ya no luce verde, gracias a los trabajos de restauración emprendidos por el Ayuntamiento.

Las mejoras corren a cargo de don Francisco Mejía Chávez, quien junto a su hijo Francisco Mejía Gallegos y Antonio Rangel, iniciaron con la restauración logrando retirar por completo la pintura vinílica, por lo que hoy la escultura luce su tono bronce natural. 

Ante un intenso sol y en un andamio, los restauradores señalaron que la escultura del Benemérito de las Américas se encuentra “perfectamente bien”.

Sin embargo, mencionó que se retiró la pintura con un removedor “algo agresivo” para lograr llegar al bronce natural de la escultura. Posteriormente se aplicará una pátina que lo hará lucir adecuadamente.

“Le vamos a dar el acabado como si fuera bronce antiguo, la pátina no es una pintura sino es un acabado que lo hará incluso parecer más viejo”, expuso el restaurador Francisco Mejía Chávez.

Tuvieron que darse dos pasadas del removedor para eliminar 98 por ciento de la pintura. Solamente quedan pequeños detalles de negro en el traje así como del “verde Hulk” en el rostro.

Integrante de una familia de restauradores, a don Francisco ya le tocó intervenir otro Juárez. Se trata del busto del Benemérito que se instaló en las oficinas del INAH en el Museo Regional del Obispado, en 2011.

“Me dicen que a tres años, la pieza está intacta. Eso es lo que queremos para este”, indicó.

Si el clima lo permite en dos semanas se prevé que la pieza esté lista. La escultura está ubicada en la Plaza Juárez, o segunda plaza, la cual está siendo remodelada con una inversión de tres millones de pesos.

MILENIO Monterrey publicó el pasado 11 de febrero que la administración municipal de San Nicolás había pintado de verde, tanto las manos como el rostro de una escultura de Benito Juárez, hecha en bronce y bajo la autoría de Cuauhtémoc Zamudio.

 Grupos de historiadores y cronistas alzaron la voz durante la semana, por lo que consideraron un agravio a la figura del estadista de las Leyes de Reforma, justo en las conmemoraciones por el 150 aniversario del paso de Benito Juárez por Nuevo León.