"Para ser universal, habla de tu pueblo"

Ingeniero de profesión, Juan Fernando de la Vara Luna ganó el Premio Nacional de Cuento Joven FILEY 2015. Habló acerca de su colaboración en el equipo del proyecto "El Astillero Librería".
El ganador del Premio Nacional de Cuento Joven FILEY 2015, Juan Fernando de la Vara Luna, habló de sus inicios en el mundo de la escritura.
El ganador del Premio Nacional de Cuento Joven FILEY 2015, Juan Fernando de la Vara Luna, habló de sus inicios en el mundo de la escritura. (Luis Alberto López)

Torreón, Coahuila

Para el escritor Juan Fernando de la Vara Luna, quien en días pasados recibió la noticia de haber ganado el Premio Nacional de Cuento Joven FILEY 2015, el literato debe escribir sobre sus orígenes si tiene aspiraciones.

"Si quieres ser universal, habla de tu pueblo, de tu aldea", considera al recordar que esa frase fue originalmente pronunciada hace años por el escritor y dramaturgo ruso Antón Chéjov.

De la Vara Luna forma parte de la generación de escritores nacidos en la década de los 80 y estudió la carrera de Ingeniero Civil.

En entrevista para Milenio, afirmó que resulta sorprendente que en una región donde no existe una facultad de letras o humanidades haya tanto potencial literario.

También habla acerca de su colaboración en el equipo del proyecto "El Astillero Librería" y las labores que realiza en la editorial Amanuense.

Ganó el certamen en la categoría de jóvenes radicados en el resto del país, el otro apartado corresponde a literatos que viven en Yucatán. Tendrá la oportunidad de formar parte de una capacitación en materia de escritura creativa.

Recientemente recibiste la noticia de haber ganado el Premio Nacional de Cuento Joven FILEY 2015, ¿qué puedes decir de la obra que fue seleccionada?

Es una colección de cuentos, la convocatoria era de 30 a 50 cuartillas y mande 49. Consta de seis historias, dos muy laguneros y los demás un poco más generales.

Entre las narrativas laguneras está uno sobre el Santos Laguna y que pronto va publicarse en una plaqueta de Tolvanera Ediciones, a cargo de Edgar Lacolz.

El otro trata sobre una persona que anda buscando carne de puerco y chetos en los supermercados, sufriendo del calor y muchas cosas de esta región.

Además de un premio económico, ¿qué abarca el premio?

Consta de cursar un diplomado en Escritura Creativa en la Universidad del Claustro de Sor Juana (en el Distrito Federal) y me parece atractivo porque hay gente que da clases que me llama mucho la atención.

Hay muchos escritores laguneros que han ganado recientemente premios y reconocimientos, ¿crees que existe una identidad de la literatura local?

El entorno siempre permea en la obra y es parte de la identidad como de escritor de la región. Aunque uno no hable precisamente sobre la ciudad siempre va a haber algo que se va a colar.

Hubo un escritor que decía que si quieres ser universal debes escribir sobre tu aldea y se sigue aplicando.

Hay algunos escritores como Jaime Muñoz y Carlos Velázquez que han hecho cuentos que son totalmente laguneros y uno se siente identificado, pero son historias que resultan ser muy aceptadas en América Latina por el lenguaje que utilizan.

¿Cómo fue tu acercamiento con la escritura?

En forma, llevo escribiendo tres años, pero antes de entrar a la universidad ya estaba dando forma a algunas cosas. Vino con más fuerza luego del desencanto de mi carrera, siempre leía mucho y cuando lo haces es raro que no te dé la cosquillita por escribir.

Comencé a participar en algunos talleres literarios y clubes de lectura en La Laguna y en Michoacán. En Torreón estuve en la Escuela de Escritores y luego en Morelia en la Casa de la Cultura y en una universidad.

Eso fue en el terreno de la escritura, sin embargo también estás inmerso en el terreno editorial o de elaboración de libros, ¿cómo se dio?

Conocí a Ruth Castro en la Escuela de Escritores y justo cuando me quedé sin un trabajo más formal me invitó a colaborar en una editorial que se llama Amanuense a mediados del 2012.

Me he ido involucrando en todo lo que tiene ver con los libros: corrección, edición, revisión y cuidado de imprenta. Actualmente me encuentro en el equipo El Astillero Librería y que elabora la publicación Palabracadabra.

El año pasado me colé al Encuentro de Escritores Jóvenes "Jesús Gardea", organizado por la Universidad Autónoma de Chihuhua (UACH), donde participé en algunos talleres e incluso leí textos.

Material que he escrito ha salido publicado en revistas literarias a nivel nacional y en dos argentinas (Los bastardos de la uva y Yerba Franzine).

Hay muchos escritores que han estado resaltando, ¿cuál es tu percepción de la literatura lagunera?

Sería aventurado opinar algo, pues el hecho de que no haya una carrera de letras y lo más cercano a humanidades sea sociología o comunicación.

Resulta un hecho raro que la gente de esta región escriba cuando prácticamente en esta región no hay nada.

Sobre el concurso

-El certamen en que Fernando de la Vara resultó ganador corresponde a las actividades de la Feria Internacional de la Lectura Yucatán (FILEY)

y estuvo dirigido a jóvenes mexicanos de entre 18 y 27 años de edad.

-De acuerdo al jurado del concurso, resultó ganador por su redacción ágil y una voz propia, la cual "realizó una crítica social a través de anécdotas de la vida cotidiana en las cuales hubo una excelente recreación de los giros coloquiales del norte del país y un agudo sentido del humor".

-El jurado del certamen estuvo integrado por miembros de las universidades Autónoma Metropolitana, Nacional Autónoma de México y del Claustro de Sor Juana.