Jóvenes cada vez más alejados de la Iglesia

El titular de la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús en Ciudad Madero, Enrique Olguín, dice que se batalla para que participen en las actividades de la Semana Santa.
La afluencia a la Iglesia es cada vez menor durante las celebraciones de la Semana Santa, situación que preocupa a los católicos.
La afluencia a la Iglesia es cada vez menor durante las celebraciones de la Semana Santa, situación que preocupa a los católicos. (Sandra Sosa)

Tampico

La celebración de la Semana Santa en la actualidad ha tenido menor asistencia sobre todo de jóvenes que lejos de asistir a la iglesia optan por el paseo y la diversión.

El padre Enrique Olguín, de la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús en Ciudad Madero, dijo que como cada año hay una semana que se recuerda "la gran semana"de la historia en que un hombre murió en la cruz y al tercer día resucitó para no morir jamás.

"Con el paso de los años ha costado más trabajo que los jóvenes participen en el Viacrucis y en las conmemoraciones de estas fechas", comentó en entrevista.

Lamentó que se observe el alejamiento de la juventud.

"Sí hemos detectado un poco de alejamiento en algunas personas, sobre todo jóvenes, desafortunadamente y mucho tiene que ver la apatía religiosa y la falta de conocimientos, en muchos de los casos hay ignorancia y nos vamos quedando solo con lo superficial y nocimentamos bien nuestra fe y no damos la importancia y el valor que tienen los días de la Semana Mayor", indicó.

Enfatizó que en la iglesia como en cualquier otra doctrina, sobre todo en estos tiempos de cambios drásticos que se viven en la humanidad, es importante que los padres de familia lleven a sus hijos a la misa, que les inculquen la posibilidad de confesarse ya que el descuido de los papás puede fomentar que los jóvenes se acerquen más a los vicios.

“Muchos padres se han olvidado de los valores religiosos y humanos, es por ello que hacemos un llamado a todos los feligreses que no se alejen y traigan a los jóvenes para que tengan ese encuentro con Dios, ya que por eso se dieron estos días de reflexión, aunque no todos los jóvenes, pero algunos se han dejado llevar por la diversión”.

Se dijo preocupado de la apatía de los jóvenes, y en fatizó que los adultos no deben permitirla.

“Las celebraciones litúrgicas son el primer paso para evitar se alejen de Dios y busquen el camino de las diversiones, de noviazgos a tan corta edad, embarazos jóvenes y hasta delincuentes.

Estamos enfrentando un choque de ideas muy tremendo con la ideología de los adultos, la de los jóvenes y la que se trata de imponer, a veces ya no hay respeto a los padres y es precisamente porque no existe esa idea de respeto, por lo tanto repercute en la iglesia y hace que se alejen nuestros jóvenes que además no pueden ser obligados a asistir”, aseveró.

Ayer Jueves Santo, la Diócesis de Tampico llevó a cabo el tradicional lavatorio de pies en la Catedral, encabezada por el obispo José Luis Dibildox Martínez.

Ahí, se recreó el momento en el que Jesús lavó los pies a sus discípulos, el cual es testimonio sobre la vocación de servicio al mundo.

A la misa asistieron cientos de fieles católicos, así como personas caracterizadas de los personajes de la época en Jerusalén.

El Viernes Santo, es cuando Jesús exclamó con voz fuerte “Padre, en tus manos pongo mi espíritu” e inclinando la cabeza murió, éste fue el momento central de la historia de la salvación de todos los hombres, Jesús quiso sufrir y mor ir para resucitar y salvarnos.

Es por ello que desde las 11:00 horas del viernes, se inicia un oficio litúrgico, a l as 3 de l a tarde se realizará un Viacrucis viviente que es representado por adultos y a lgunos jóvenes que han deseado participar.

La caminata partirá desde el Tecnológico de Madero sobre la Francisco Sarabia hasta llegar a la I glesia del Sagrado Corazón para dar paso con la Procesión del Silencio.

El Sábado Santo, desde las 10:00 horas se lleva a c abo el rezo del oficio y bendición del agua.

El Domingo de Resurrección, se desarrollarán desde las 08:00 horas la misa de Vigilia Pascual, bendición del fuego nuevo, procesión con el cirio pascual, liturgia de la palabra bautismal y eucaristía.

Es parte de l as celebraciones de los católicos.