Policías de SLP incumplen prohibición de usar celulares

El director operativo de la SSPE, José Juan Herrera, indicó  que recientemente no ha habido bajas de agentes por descubrirse que colaboren o sean parte de grupos delincuenciales.
Es común ver a los uniformados utilizando sus teléfonos, sobre todo en la zona centro.
Es común ver a los uniformados utilizando sus teléfonos, sobre todo en la zona centro. (Imelda Torres)

San Luis Potosí

Agentes de Seguridad Pública Municipal y de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE) violan la ley al seguir utilizando sus teléfonos celulares mientras están en funciones, lo que quedó establecido desde octubre del 2010 al modificarse la Ley de Seguridad Pública del Estado de San Luis Potosí.

El director operativo de la SSPE, José Juan Herrera Sierra refirió que solo los mandos pueden hacer uso de estos aparatos de comunicación y admitió que la mayoría de los agentes desacatan esta medida.

"Sí saben que no está permitido pero de vez en cuando se los checamos para ver que no tengan mensajes o llamadas... que puedan infiltrar información".

¿Con esto no se les violenta su privacidad? Se le preguntó.

"No, porque si él me dice hablé a mi pareja, a mi esposa, a mi mamá y te muestra el teléfono... es raro que lo hagamos pero sí, esta medida fue para evitar salga información, se dio por cuestiones de que se comentaba había infiltraciones al crimen organizado, ése era uno de los propósitos", aseveró.

Mencionó que recientemente no ha habido bajas de agentes por descubrirse que colaboraran o fueran parte de grupos delincuenciales.

Mientras tanto es común ver a los uniformados utilizando sus teléfonos, sobre todo en la zona centro los que andan en bicicletas porque se paran en grupos afuera de locales comerciales y por varios minutos no sueltan los aparatos.

El 7 de octubre del 2010 el Congreso del Estado, aprobó por unanimidad reformar el artículo 60 en su fracción XIX y adicionar dos fracciones, a la Ley de Seguridad Pública del Estado de San Luis Potosí que establece que los elementos policiacos municipales y estatales y los de seguridad y custodia, prescindir durante el desempeño de sus funciones de portar y utilizar teléfono, radio o cualquier otro medio o sistema de comunicación que no les haya otorgado la corporación a la que pertenecen, así como evitar portar y utilizar armas de cualquier tipo que no les haya otorgado su centro de trabajo.