Gran fiesta popular por llegada de Arzobispo

José Antonio Fernández Hurtado, nuevo responsable de la grey católica en Durango, a bordo de una carreta jalada por caballos, saludaba a su paso a fieles y religiosas.
Entre gritos, porras y aplausos, el pueblo capitalino le dio la bienvenida a José Antonio Fernández Hurtado.
Entre gritos, porras y aplausos, el pueblo capitalino le dio la bienvenida a José Antonio Fernández Hurtado. (Silvia Ayala )

Durango,Durango

Una gran fiesta de alegría, se vivió en las calles de Durango con la llegada del Nuevo Arzobispo, José Antonio Fernández Hurtado, quien a bordo de una carreta jalada por caballos y acompañado por el Arzobispo Emerito Héctor González, fue llevado hasta la Catedral Basílica Menor para tomar posesión del encargo.

A su paso, fieles, religiosas, estudiantes y pueblo en general, saludaron al nuevo jerarca de la grey católica en Durango.

En punto de las 9:30 de la mañana, la caravana salió del hotel sede encabezada por un vehículo que trasportaba una banda de música, enseguida un grupo de hombres y mujeres a caballo y enseguida, la Calandria que llevó hasta la Catedral a un sonriente sacerdote.

El ingreso a la Catedral, fue controlado por medio de invitaciones y pases especiales a fin de mantener un orden al interior.

Entre gritos, porras y aplausos, el pueblo capitalino le dio la bienvenida a José Antonio Fernández Hurtado, un hombre sencillo, sonriente que desde sus primeros minutos de haber llegado a Durango ha buscado la cercanía con sus feligreses y para quienes se comprometió a seguir trabajando en fomentar más los valores, la familia y la fe católica.

A su llegada a las puertas de la Catedral Basílica Menor de Durango, ya lo aguardaban las autoridades de los tres niveles de gobierno, así como del Poder Judicial y Legislativo y por supuesto el Ejecutivo, Jorge Herrera Caldera y su esposa Tere Álvarez del Castillo, además de una gran familia de Monseñor Fernández Hurtado.

El ingreso a la Catedral, fue controlado por medio de invitaciones y pases especiales a fin de mantener un orden al interior durante la celebración de la Toma de Posesión del nuevo Arzobispo, ceremonia que fue encabezada por el Nuncio Apostólico en México, Christophe Pierre, así como de Norberto Rivera Carrera, Cardenal.

Obispos, sacerdotes y un buen número de religiosas de Tuxtepec, presenciaron el momento en que se le entregó el báculo por parte Don Héctor González Martínez a quien a partir de hoy, se convierte en el responsable de la grey católica en Durango, la comarca lagunera y parte del Estado de Zacatecas.