'Agua Futura' se pondrá en marcha en Gómez y Lerdo

Con recursos de 120 mdp se repondrán las líneas de agua potable, instalación de filtros anti arsénico a pie de pozo y colocación de mega tanques con sus obras complementarias.

Gómez Palacio, Durango

Este jueves estará en Gómez Palacio y Lerdo el gobernador Jorge Herrera Caldera, a fin de dar banderazo a las primeras acciones del Programa "Agua Futura", que incluyen la reposición de líneas de agua potable en ambas ciudades, la instalación de filtros anti arsénico a pie de pozo y colocación de mega tanques con sus obras complementarias.

Lo anterior fue dado a conocer en conferencia de prensa por el titular de la Comisión del Agua del Estado de Durango (CAED), Francisco Xavier Rodríguez, quien sostuvo que con estas acciones se habrá de responder a uno de los cien compromisos del Presiente Enrique peña Nieto con La Laguna.

Se construirán tanques de almacenamiento en el Cerro de la Cruz, en el Cerro de la Pila y nuevas perforaciones de pozos.

Mencionó que en ello se tiene ya asegurado el 80% del recurso presupuestal que fue llegando de manera puntual del mes de marzo a la fecha y se está en condiciones de empezar a trabajar en la construcción de toda esta infraestructura, que no tiene otro objetivo que llevar agua de calidad y en suficiencia a las colonias que ahora padecen carencias o desabasto.

Herrera Caldera dará a conocer las obras de infraestructura del programa Agua Futura de la Laguna, que constan básicamente de más de 120 millones de pesos, todo listo para ejercerse en los siguientes tres meses de este 2014.

El titular de la CAED insistió que el Plan Agua Futura es uno de los temas más importantes por el problema que enfrenta la región en calidad y abasto, de ahí que su dependencia está proyectando obras de gran envergadura con las cuales se garantizará el abasto con constante, se eliminan tandeos, se eleva la presión, se construirán tanques de almacenamiento en el Cerro de la Cruz, en el Cerro de la Pila y nuevas perforaciones de pozos.

En paralelo, dijo que se introducirán líneas de conducción nuevas como obras complementarias, debido a que mucha de estas líneas tiene una vida de 50 años y ello provoca que en la mayoría haya fugas que generan pérdidas del 30 al 40 por ciento del agua que se hace llegar a los domicilios.