Metro estaba en “cuidados intensivos”: Arrambide

El director de Metrorrey dijo que la medida de quitar los domingos gratis servirá para lograr un cambio radical en el sistema de transporte y obtener la movilidad que se desea.
En la estación Cuauhtémoc el pasaje no fue gratis.
En la estación Cuauhtémoc el pasaje no fue gratis. (Érik Rocha)

Monterrey

Al justificar la tarifa del Metro en domingo, Jorge Arrambide Garza, director de Metrorrey, advirtió que este sistema de transporte colectivo estaba en "cuidados intensivos" y "en peligro de una paralización total".

Señaló que la decisión, que no le agradó a mucha gente, servirá para lograr un cambio radical a través de un programa encaminado a una visión del sistema de transporte y movilidad que se desea.

Agregó que este ambicioso programa será para tener un sistema de transportación tipo París, Londres, Nueva York o Madrid.

"Ese sistema de transporte que pretendemos tener en el mediano y largo plazo, que estamos empezando para dar pasos definitivos hacia ello, es darle al usuario un servicio a nivel de cualquier metrópoli", indicó Arrambide Garza.

Precisó que se pretende establecer un sistema de metro subterráneo bastante amplio, de muchos kilómetros, alrededor de 60, acompañado de rutas alimentadoras que circularían hacia diez cuadras de ambos lados del Metro cubriendo toda la mancha urbana.

"En ese sentido cualquier usuario con caminar cinco cuadras puede abordar una unidad de transporte urbano, equiparable al primer mundo", precisó el director de Metrorrey.

Dijo que se requiere construir 60 kilómetros más de Metro, para sumar 100 con los 40 que existen y la norma mundial es de tener 20 kilómetros de Metro por cada millón de habitantes, o sea faltarían en Monterrey 60.

"Se reestructurarán todas las líneas de transporte urbano para que sean alimentadoras del Metro y cubrir toda la zona metropolitana", puntualizó el funcionario.

Agregó que se tendrían que cambiar los sujetadores alimentadores de las vías que tienen 25 años, de otra manera no operarían.

Jorge Arrambide Garza expresó que paralelamente a ello, se solicitarían más vagones, porque los que se tienen actualmente son insuficientes para dar un buen servicio.

El director de Metrorrey precisó que cada vagón cuesta 50 millones de pesos y son vehículos dobles que afortunadamente en las estaciones actuales se acepta hasta cuatro vagones por tren.

"La Línea 1 tiene 17 trenes con tres vagones y de esa manera se le puede agregar uno más, mientras la Línea 2, tiene 12 trenes con tres vagones y se le puede introducir otros dos", especificó.

Nuevo León, subrayó Arrambide Garza, financieramente fue un Hércules o un Gulliver al que tenían amarrado y estuvieron cortándole las venas, sangrándolo, que fue lo que hicieron los integrantes del gobierno anterior.

"Ahora a ese Hércules, el señor gobernador (actual) le está quitando las ataduras y sanándole las heridas para que se recupere pronto y en dos años lograr una transformación muy importante en el transporte público en Nuevo León", aseguró.

Calificó de una muy buena decisión que repercutirá en que todos tengamos un mejor transporte y una vialidad más fluida.

"Pronto se darán a conocer noticias muy positivas en ese sentido de cómo se aplicarán los recursos para ese ambicioso Metro", afirmó.

Actualmente hay en las estaciones muchas escaleras eléctricas que no funcionan, ascensores igual, falta de iluminación y pésima limpieza.

Finalmente dijo que el mensaje a los usuarios que se sienten afectados al tener que pagar los domingos por el servicio, fue en el sentido que serán los primeros beneficiados con un mejor sistema de transporte colectivo y de primer mundo.