Jorge Valdés, nuevo secretario de Planeación y Finanzas en Tlaxcala

Sustituye a Ricardo García Portilla, quien renunció para buscar dirigencia estatal del PRI

Tlaxcala

En el transcurso de este miércoles, el gobernador Mariano González Zarur, nombró a Jorge Valdés Aguilera, como nuevo secretario de Planeación y Finanzas, en sustitución Ricardo García Portilla, quien renunció al cargo para buscar la dirigencia estatal del PRI.

En un acto privado, celebrado en Palacio de Gobierno, el jefe del Ejecutivo, tomó protesta a Valdés Aguilera como nuevo integrante de su gabinete, tras la dimisión al cargo de Ricardo García Portilla, quien incursionará nuevamente en el terreno político.

Trascendió que en tal acto protocolario, González Zarur, dijo que Valdés Aguilera, es un profesionista con amplia trayectoria, ya que se ha forjado en el servicio público y cuenta con una vasta experiencia en la administración pública federal.

Agregó que el nuevo integrante de su gabinete, es contador público y egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), con aproximadamente 40 años de labor en el terreno de la administración, contabilidad, auditoría y nivel directivo.

El gobierno estatal informó que este personaje ha sido Oficial Mayor de la Secretaría de Energía, secretario Administrativo de la Cámara de Diputados y secretario administrativo del Senado de la República durante una década, entre otros, cargos más.

Según dicha persona ha sido asesor de la actual administración, desde hace tres años en diferentes dependencias como la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Oficialía Mayor, entre otras.

Durante la toma de protesta, González Zarur conminó a Jorge Valdés ha redoblar esfuerzos, con el objeto de fortalecer el desarrollo del estado de Tlaxcala, pues dijo que en su anterior encargo se avanzó en la reforma administrativa y en el proceso de simplificación de trámites.

Además, en la elaboración de los métodos e inventarios que se aplican en todas las dependencias, lo que ha generado dividendos a dicha administración a través de la Secretaría de Finanzas y Fiscalización que estuvo en manos de García Portilla, por tres años.