Jorge Castañeda desea que Alfaro se postule como gobernador independiente

El ex canciller del gobierno federal, señaló que sólo así podrá sacudir a la clase política.

Guadalajara

Sólo un independiente que no deba rendirle cuentas a un partido, puede sacudir a la clase política, afirmó el ex canciller del gobierno federal, escritor y catedrático mexicano, Jorge Castañeda Gutman. 

Previo a su conferencia “El futuro de las candidaturas independientes en México” impartida en la Universidad Panamericana (UP) campus Guadalajara, expresó su deseo para que el presidente municipal de Guadalajara, Enrique Alfaro, aproveche sus activos políticos y se postule como candidato independiente a la gubernatura de Jalisco en el 2018. 

“No es llamado, ni exhorto, es un deseo piadoso mío porque lo estimo mucho y creo que sería muy importante para las causas de las candidaturas sin partido que él así se postulara en lugar de candidato de partido. Yo no hago llamados y menos a mis amigos. Y, no lo digo porque tenga algo en contra de Movimiento Ciudadano, sino porque creo que sería muy importante para Jalisco”.

Y, como otro de sus deseos, está quizá el de participar en la elección presidencial del 2018, pero será hasta finales del verano cuando lo determine. Expresó, derivado de su libro “Sólo así: por una agenda ciudadana independiente” algunos de los temas que tienen que estar en la agenda independiente, entre los que resaltó: lucha contra la corrupción, violación derechos humanos, recortar recursos de los partidos, legalización de la marihuana, aborto, matrimonios entre parejas del mismo sexo con adopción, y muerte asistida. 

Para los temas que inmiscuyen valores y convicciones personales, como para todos los demás, dijo, que no se deben de pugnar mediante consensos, sino por mayoría. 

Aclaró como puntos a favor de los candidatos sin partido, que tienen por obligación jurídica buscar el 90% de sus recursos de privados y el 10% de dinero público, cuando con la clase política tradicional sucede al revés. Además de que tienen más libertad para “jalar a su movimiento” a quien quiera. 

“Desde 1997 no ha habido presidente con mayoría, pero a lo mejor un presidente sin mayoría y sin partido puede rendir mejores frutos. México necesita desintoxicarse de la partidocracia que hay”, indicó.