Pretenden proteger que padres puedan ver sus hijos

Jesús de León, diputado panista presentó una iniciativa de ley para modificar el Código Civil y el Código Penal para que la “Alienación Parental” sea considerada un acto de violencia familiar.
Poco se sabe o se dice de los padres que también toman el rol de criar solos a los hijos.
"Es deber de toda autoridad hacer todo a su alcance para garantizar los derechos de los menores", dijo Jesús de León. (Manuel Guadarrama)

Saltillo, Coahuila

Para salvaguardar el derecho que tienen los padres de ver a sus hijos, evitar la Alienación Parental, garantizar el interés superior del menor, así como sancionar a las personas que manipulen de forma reiterada a un menor de edad, la bancada panista busca modificar el Código Civil y el Código Penal de la entidad en materia de violencia familiar.

Además quien ejerza manipulación en un menor para generarle odio, rencor, rechazo o distanciamiento de algunos de sus padres o de ambos podría perder la patria potestad.

“Cuando la persona que manipule al menor sea una distinta a quienes ejercen la patria potestad o la custodia del menor, el juez decretará las medidas que estime necesarias para proteger al menor".

El Diputado Jesús de León Tello, presentó ante el pleno del congreso la iniciativa de ley para modificar el Código Civil y le Código Penal para que la “Alienación Parental” sea considerada un acto de violencia familiar y sea sancionado con seis meses a siete años de prisión y multa.

En su exposición de motivos, el legislador refiere: “que es deber de toda autoridad hacer todo a su alcance para garantizar los derechos de los menores, esto incluye un amplio espectro de garantías en las que las autoridades adoptan legislativa y administrativamente el interés superior del niño, deben brindar y asegurar a los menores”.

De igual forma se procederá con los abuelos y con cualquier otra persona que tenga la patria potestad o la custodia legal de los menores e incurra en la manipulación psicoemocional del menor.

“Cuando la persona que manipule al menor sea una distinta a quienes ejercen la patria potestad o la custodia del menor, el juez decretará las medidas que estime necesarias para salvaguardar al menor de la influencia de ésta, sin perjuicio de los delitos que puedan configurarse de acuerdo a la legislación penal del Estado se determina en la iniciativa de ley”.