'Palmas' para el "Güerito" Sotomayor en Cañadas

Con excelente actuación ante el respetable jaliciense, fue el encargado de cerrar plaza con un ejemplar de Cerro Viejo y logró recibir de manera simbólica las orejas y el rabo.
Jesús “Güerito” Sotomayor debutó como novillero en el Coliseo Centenario de Torreón.
Jesús “Güerito” Sotomayor hizo su segunda aparición como novillero en la Plaza de Toros “Rodolfo Gaina de Cañadas”, Jalisco. (Miguel Ángel González Jiménez)

Torreón, Coahuila

Con el pie derecho ha iniciado su carrera como novillero el lagunero, Jesús "Güerito" Sotomayor, quien el pasado domingo indultó un novillo para ser el máximo triunfador del festejo, que se desarrolló en la Plaza de Toros "Rodolfo Gaona" de Cañadas, Jalisco.

Apenas el pasado 1 de enero, Sotomayor pasó de becerrista a novillero en su debut en el Coliseo Centenario de Torreón, siendo el ganador del festejo al cortar dos apéndices a un ejemplar de la ganadería de Pepe Garfias y ahora suma otro triunfo a su naciente carrera lidiando reses bravas.

Sotomayor alternó con su coterráneo y también alumno de la Academia de Cultura Taurina del Coliseo Centenario, Gerardo Solís, así como el zacatecano Emmanuel Cuenca y el tapatío Cristian Verdín, todos lidiando novillos de la ganadería de Cerro Viejo.

Fue apenas su segunda aparición como aspirante a matador de toros y fuera de La Laguna, lo que sin duda es más meritorio para el apadrinado de la Academia de Cultura Taurina del Coliseo Centenario de Torreón.

Solís se vio voluntarioso, su faena fue por momentos coreada desde el tendido, fue de menos a más, sin embargo erró con el acero, para escuchar palmas y vuelta al ruedo. 

Cristian Verdín y Emmanuel Cuenta, no tuvieron suerte con sus respectivos ejemplares, aunado a múltiples pinchazos, para irse en silencio.

Lo mejor del festejo vino al último, pues Sotomayor fue quien cerró plaza ante un ejemplar de Cerro Viejo que representó un reto, pero supo llevar su faena a buenos términos.

Inició echándose a la bolsa al tendido con tres pares de banderillas, suerte de excelente ejecución, Zapopinas y Chicuelinas, parte de su repertorio.

La faena fue excelente, pases largos, coreados y aterciopelados, el público hizo real conexión, cuando se disponía a matar, el juez de plaza le perdonó la vida al novillo, para recibir de manera simbólica las orejas y el rabo, para dar la vuelta al ruedo entre aplausos del respetable.

El dato

El próximo viernes 27 de febrero habrá toros en Torreón en el Coliseo Centenario, donde se presentará Joselito Adame, Arturo Saldivar, la rejoneadora Mónica Serrano y los Forcados de Mazatlán, esto dentro de la corrida de aniversario del coso torreonense.