Jesús Martínez anuncia que rescatará Tuzoofari

También van por la edificación del pabellón “La Tota” Carbajal en León y la inauguración del Centro Médico de Alto Rendimiento.
El presidente del grupo nacido en Hidalgo durante su mensaje de ayer por el aniversario de la institución.
El presidente del grupo nacido en Hidalgo durante su mensaje de ayer por el aniversario de la institución. (Arturo González)

Pachuca

El presidente del Grupo Pachuca, Jesús Martínez Patiño, anunció la compra del parque turístico Tuzoofari, en Epazoyucan, la edificación del pabellón Antonio “ LaTota” Carbajal en León y la próxima inauguración del Centro Médico de Alto Rendimiento, en la que esperan la visita del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y del máximo representante de la FIFA, Josep Blatter.

Sin mencionar el costo de la adquisición, el dirigente tuzo dijo que rescatarán dicho zoológico que cuenta con más de mil 300 especies, algunas salvajes en peligro de extinción, para evitar que la derrama económica que genera se lleve a otra entidad.

“Es un negocio que iba a desaparecer, que genera muchas fuentes de empleo que no quiero que se vayan de Pachuca. Lo más seguro es que esta semana estemos cerrando este trato”, dijo Martínez en entrevista posterior al festejo por los 19 años de la fundación de Grupo Pachuca.

Recientemente los dueños del Tuzoofari anunciaron su cierre definitivo por falta de apoyo gubernamental, incluso la delegación de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) contempló la opción de que los animales salvajes que se encuentran en esta reserva quedaran bajo su jurisdicción en lo que eran enviados a diferentes zoológicos del país.

Con estos proyectos, el presidente del grupo empresarial que es dueño de los clubes de primera división Tuzos y León, así como de Estudiantes Tecos de la división de ascenso, comentó que esperan crear 200 nuevos empleos.

Combatir el racismo

Jesús Martínez exigió una investigación y una sanción por actos racistas en el futbol mexicano. Luego de que el sábado pasado, en León, los jugadores Eisner Loboa y Franco Arizala fueran agredidos verbalmente por parte de la porra de Pumas, con ofensa racistas cada que tocaban el esférico, el directivo aseguró que no permitirán que estas conductas persistan en el balompié azteca.

“Vamos a insistir, no se puede minimizar una cosa de esta, no lo vamos a permitir pero no sólo por nuestros jugadores, sino por cualquier otro, que merece todo el respeto dentro y fuera de una cancha de futbol.

“Nosotros tenemos que seguir abogando para que no haya este tipo de situaciones, en México casi no se ha dado pero ya habido casos en Torreón, hoy en León, no podemos seguir permitiéndolo y la liga tiene que ser muy firme, y si no tendremos que tomar los equipos nuestras propias medidas, en este caso si Jesús (Martínez Munguía) como presidente toma una decisión lo voy a apoyar hasta el final”.

Aunque el  vicepresidente deportivo de UNAM desestimó las acusaciones, consideró que el rector José Narro, al estar frente a la máxima casa de estudios del país, está preocupado por el incidente y tomará cartas en el asunto.

El mandamás tuzo respaldó la postura de su jugador Efraín Cortes, quien pidió a todos los elementos de color que militan en la Liga MX unirse para solicitar a la Federación Mexicana de Futbol aplique medidas para combatir el racismo.

“Nosotros somos deportistas, no animales. Ojalá no quede en el aire y la Comisión Disciplinaria pare esto porque nosotros venimos a México con la ilusión de aportar al futbol y no merecemos ese trato”, comentó por al respecto Cortés.

Piden Solidarizarse 

El presidente del Club León, Jesús Martínez Munguía, dijo que si aficionados de su equipo hubieran realizado actos racistas contra un jugador de Pumas, la directiva sí se solidarizaría con los universitarios y exigiría que se aplicarán medidas para erradicar estas conductas en México. “La directiva de Pumas no es responsable de lo que haya sucedido, eso lo tengo muy claro. Ellos sabrán su postura, lo que yo puedo decir es que si hubieran sido aficionados de León sería diferente, nos solidarizaríamos con el otro equipo y trataríamos de buscar soluciones”, expuso.

Confesó que en el vestidor del cuadro del Bajío hay inconformidad por el incidente del partido del fin de semana contra los felinos.

“Están molestos por lo sucedido, a veces dentro del campo ellos están tan concentrados que a lo mejor no se dan cuenta hasta el final, es el mismo caso de Gustavo Matosas, estoy seguro que si se hubiera dado cuenta de lo sucedido entra a la cancha, habla con el árbitro y pone un precedente pero están tan metido en el partido que no se percatan”.