Obispo de Saltillo espera no se politice caso Javier Villarreal

Raúl Vera López señaló que podría estar al servicio de otro tipo de intereses, sobre todo cuando hay asuntos tan importantes como los contratos petroleros.
El obispo Raúl Vera aseguró que el gobierno mexicano debe pedir la extradición de Javier Villarreal.
El obispo Raúl Vera aseguró que el gobierno mexicano debe pedir la extradición de Javier Villarreal. (Raúl Coronado)
El obispo Raúl Vera, espera que Villarreal no ponga a la nación de rehén

Saltillo, Coahuila

Raúl Vera López, obispo de la Diócesis de Saltillo, se pronunció porque en el caso de Héctor Javier Villarreal Hernández, ex secretario de Finanzas de Coahuila, se aplique la Ley para que se registre una auténtica recuperación de la justicia y no se le dé un manejo político.

"Me gustaría que fuera el resultado de una acción de recuperación de justicia y no únicamente para un manejo político, que él le esté dando a un poder superior, porque sabemos todo el poderío que tiene un país, como aquél en el que se fue a refugiar, un país que tiene una gran influencia a nivel mundial", señaló.

Vera López dijo que espera que Villarreal Hernández, busque el restablecimiento de la justicia y no ponerse al servicio de otro tipo de intereses, a fin de que el caso no termine en un juego político, en el que estén de por medio ciertos privilegios que pudiera buscar ante el gobierno mexicano en el vecino país.

"Que no sea poner a la nación como rehén, es lo que yo espero que Javier Villarreal no esté buscando, poner a la nación mexicana como un rehén", indicó.

El obispo aclaró que no es el gobierno mexicano, sino el país el que sería rehén, sobre todo cuando hay intereses tan grandes como son los contratos petroleros.

Aseguró que el gobierno mexicano debe pedir la extradición de Javier Villarreal, para que se siga el proceso por falsificación de documentos en la contratación de créditos ilegales en la administración anterior, ya que el gobierno de Coahuila no lo va a hacer.

"Aunque eso sería lo ideal, pero por ahí salió a relucir que está la figura de testigo protegido, que es muy peligrosa, en virtud de que nosotros como población podemos ser víctimas y de esa manera tenga el gobierno mexicano, que ceder a muchas cosas", aseveró el obispo.