Jalisco reporta incremento del trabajo infantil en calle

Las condiciones económicas y la migración son los principales detonantes para que los menores de edad se ocupen en actividades laborales: DIF.
El trabajo infantil en microempresas, hogares y el campo no está a la vista.
El trabajo infantil en microempresas, hogares y el campo no está a la vista. (Especial)

Guadalajara

En Jalisco hay más de 15 mil niños, niñas y adolescentes ocupados en trabajos diversos, que desempeñan casi ocultos —la mitad de ellos en condiciones que ponen en riesgo su integridad física y moral—, según refiere el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). En tanto, tres mil menores de edad laboran en la vía pública a la vista de todos. De ello da cuenta el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en el estado.

El organismo reconoce que ha habido un incremento del trabajo infantil en este último grupo, evidenciado en la mayor presencia de poblaciones en la calle, donde los niños y niñas pueden ser sólo acompañantes de los adultos, o bien, sumarse a tareas como la venta de productos o la mendicidad, también disfrazada de malabares.

“El fenómeno, al menos en situación de calle, sí se está incrementando, […] es lo que se ve, que está visible”, dijo el director de Protección a la Infancia del DIF Jalisco, Manuel Regalado Quintero, en entrevista con MILENIO, a propósito del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, que se conmemora hoy.

En cambio, por su naturaleza, el trabajo infantil al interior de microempresas, hogares o el campo no está tan a la vista. Agregó que las condiciones económicas y migración son los principales detonantes para que menores de edad se ocupen en actividades laborales (ver cifras anexas).

Los grupos de población flotante, y en especial los urbano marginales, ven la vía pública como una opción de trabajo (ésta incluso ya es utilizada por empresas), por lo que la mitad de los niños y adolescentes en situación de calle se ubican en esta zona metropolitana. Sin embargo, el funcionario sostuvo que hay una mayor sensibilidad social tanto para apoyar como para denunciar posibles situaciones de explotación infantil en la calle, que no siempre lo son. “La gente nos reporta lo que alcanza a ver de manera rápida”.

La Dirección de Protección a la Infancia se apoya en los DIF municipales para responder a este fenómeno. La política pública a cargo del organismo asistencial se mantiene similar en los últimos años: un programa de rescate de familias en situación crítica a las que se les ofrece “un paquete  de servicios” y apoyos para evitar el trabajo infantil e incorporar a los niños a la escuela, apuntó Regalado Quintero.

De acuerdo con el entrevistado, 400 familias en promedio están dentro de este programa cada año. Frenar el trabajo infantil en calle no ha sido posible —el ingreso a este programa es voluntario— pero a diferencia del sexenio anterior, el DIF estatal no criminaliza el dar una moneda a los niños. Si bien, recomienda a los benefactores acercarse con organismos de su confianza para brindar una ayuda más eficaz a largo plazo que no aliente la explotación infantil “pues los promotores de calle o mairos conocen a las poblaciones”, dijo.

Explotación

Además de las actividades laborales en la calle, la mendicidad o la explotación sexual, hay otras formas de someter a niños y adolescentes a un trabajo inapropiado que vulnera su condición y seguridad humanas, afirmó por su parte la investigadora del Departamento de Desarrollo Social de la Universidad de Guadalajara (UdeG), María Antonia Chávez.

Son actividades culturalmente aceptadas, pero suponen un riesgo para los menores que son sometidos a ellas “por los contaminantes, los materiales y el peso con el que trabajan, o simplemente por exponerlos a situaciones de abuso sexual”, puntualizó la especialista quien, a través de un comunicado de prensa, apuntó que la explotación laboral infantil es un fenómeno naturalizado en la sociedad mexicana.

“Estamos hablando desde el trabajo doméstico para disciplinar a los chicos, la ayuda a los padres en labores del campo, hasta los que los obligan a ser acólitos, redes familiares y vecinos que captan a los menores para organizaciones delincuenciales o adopciones ilegales que trafican con menores o sus órganos, como la que se descubrió en Ajijic en 2012”, precisó la académica.

Claves

Trabajo infantil

En el mundo…

- 168 millones de niñas, niños y adolescentes de 5 a 17 años se encuentran en situación de trabajo infantil (11% de la población mundial en esa edad)

- 85 millones se encuentran en trabajos peligrosos que ponen en riesgo directamente su salud, seguridad y moralidad

En México…

- 3 millones 14,800 personas de 5 a 17 años de edad realizan alguna actividad económica (10.5 de cada 100 en ese grupo)

- 67% son niños y 33% niñas

- 3 de cada 10 (27.2%) se encuentran en edades de 5 a 13 años

- 41.6% los niños ocupados no asisten a la escuela ni 33.7% de las niñas ocupadas

- 47.2% no recibe ningún ingreso

- 34.6% percibe menos de un salario mínimo al día, es decir, menos de 62 pesos diarios

- 27.9% de la población infantil trabaja porque su hogar necesita de su ingreso

- 25.5% trabaja para poder estudiar y cubrir sus propios gastos

- 15.5% labora para aprender un oficio

- 3% buscan contribuir con el ingreso de sus hogares

En Jalisco…

- 24% de los trabajadores entre 5 y 17 años se concentra en tres entidades: Estado de México, Jalisco y Puebla

- 15 mil niños y niñas entre 5 y 17 años están ocupados

- 4,500 aproximadamente desempeñan labores en el campo

- 3 mil trabajan en la vía pública (50% en la ZMG)

Fuente: Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo primer trimestre 2013 Inegi/ Cuarto Informe Global de la OIT Medir los progresos en la lucha contra el trabajo infantil, estimaciones y tendencias mundiales entre 2000 y 2012/ DIF Jalisco