Jalisco prepara defensa del agua para Los Altos

La Universidad de Guadalajara y gobierno del estado plantearán no sacrificar el desarrollo de la región a costas de los intereses de la ciudad de León, Guanajuato; el agua comprometida a Chapala ...
Trabajos en la presa El Zapotillo
Trabajos en la presa El Zapotillo (Mariana Hernández)

Guadalajara

El gobierno de Jalisco se sumará a los planteamientos de la Universidad de Guadalajara respecto a la prioridad de los derechos ambientales de los habitantes de Los Altos de Jalisco en el tema del agua de la cuenca del río Verde, en especial, en relación al trasvase para la ciudad de León, Guanajuato.

El gobernador del estado, Aristóteles Sandoval Díaz, manifestó el pasado viernes 14 de febrero “coincidencias” importantes con la postura de la casa de estudios, que exige conocer los detalles técnicos que justifican la construcción de la presa El Zapotillo y del acueducto El Zapotillo-León, ante las denuncias de organizaciones alteñas de que se violan sus derechos sobre el recurso y se estaría sacrificando a los intereses del estado de El Bajío a la economía y sociedad de una región de más de 800 mil habitantes que tiene liderazgo nacional en producción de leche, huevo, carne de ave y cerdo, y provee cerca de 20 por ciento de toda la proteína animal que consume el país.

 “La preocupación nuestra como autoridad es la misma […] con la UdeG hemos estado en estrecha comunicación; en esta semana tenemos una reunión con ellos, ya que su interés es el mismo de nosotros, cómo garantizamos que además del abasto a la zona metropolitana de Guadalajara, tenga abasto de agua la zona de Los Altos, cómo vamos a defender el agua para los jaliscienses, cómo vamos a garantizar mejores condiciones para las futuras generaciones, para el desarrollo agrícola, el desarrollo agropecuario”, refirió al final de una gira de trabajo por Zapotiltic.

Fue alusión directa a los desplegados de la casa de estudios y de las organizaciones de la sociedad civil alteñas y tapatías sobre los riesgos que viven si no se frena el trasvase para la ciudad de León (aparecidos en este diario los días 10 y 14 de febrero, respectivamente).

El 10 de febrero, el desplegado de la UdeG señalaba: “solicitamos se tomen acciones urgentes con relación al proyecto de la presa el Zapotillo que se encuentra en construcción en el río Verde, pues percibimos una creciente inconformidad y preocupación al interior de nuestra comunidad académica y científica, así como en la sociedad y sectores productivos de los Altos en virtud de la incertidumbre con respecto a los alcances y el impacto que tendrá dicha obra en nuestra región”.

El 14 de febrero, las ONG agregaron: “los organismos y ciudadanos abajo firmantes mantenemos el firme compromiso de apoyar a los responsables gubernamentales –de los tres órdenes de gobierno- de promover eficazmente el desarrollo en Los Altos de Jalisco y la elaboración y puesta en marcha de un plan de gestión integrada de recursos hídricos. También celebramos que la comunidad universitaria de los centros universitarios de Los Altos y de Lagos, de la Universidad de Guadalajara, manifiesten su interés y soliciten la documentación relativa al proyecto de la presa El Zapotillo y la correspondiente al pretendido trasvase Los Altos-León, ya que como lo hemos venido expresando en diferentes foros e instancias, la posibilidad del trasvase genera una gran amenaza para los sectores agropecuario, industrial y de servicios que al no ser prioritarios por prelación de ley, se quedarían sin un recurso indispensable para su desarrollo”.

Estos desplegados fueron frutos de reuniones de “alto nivel” con los máximos liderazgos de la casa de estudios, a la que reprochaban su tardanza en sumarse a una causa “tan claramente justa” y que pone en vilo el estilo de vida de la región más poblada del estado, fuera de la zona conurbada de Guadalajara.

Sandoval Díaz habló ampliamente del caso durante una rueda de prensa tras su visita a Zapotiltic. “Los Altos son una zona vasta, rica y productiva; esta zona tenía una veda desde hace muchísimos años, y este gobierno tomó cartas en el asunto; más de tres mil abrevaderos vamos a estar construyendo en toda esa región, aprovechamos todo el ciclo de agua; en este momento se está interviniendo, estamos gestionando la veda, en la perforación de pozos profundos en donde hidrológicamente se pueda permitir”, indicó.

Pero además “estamos siendo garantes y defensores de los intereses de Los Altos y de la zona metropolitana; después de mucho tiempo en que ni un gobernador ni secretarios hayan tenido la decencia de irse a presentar con los pobladores y habitantes [de Temacapulín] y después, independientemente de la altura de la cortina hemos llevado alternativas al seno de las instituciones federales, donde se está tomando la decisión, donde intervienen otros estados, y también la federación”.

A juicio del mandatario, lo que se debe hacer es “sumar esfuerzos, estar unidos por el bien y el desarrollo de nuestros municipios y de la gente de Jalisco; no vamos a permitir que haya excesos [sobre] el agua de Jalisco, que llegue más a León, a Guanajuato, de lo que deba de llegar a Jalisco; en esto tiene que haber acuerdos, en los acuerdos de ciertas cuencas, de ríos; tienen derecho tanto los de aguas arriba, como los de aguas abajo”.

Por eso “también tenemos que impulsar que se reglamente y se publique a la brevedad las reglas de operación, para garantizar el suministro para el lago de Chapala, es decir, necesitamos garantizar que a través del reglamento de la Ley Nacional de Aguas para que podamos exigir el cumplimiento, y evitar que sigan aprovechando caudales de agua que tiene que llegar al lago de Chapala y se quedan en Guanajuato; como pueden ver estamos con una visión integral, de futuro, de largo plazo, y estamos estrechamente coordinados con académicos, con investigadores, y por supuesto, con la población de Los Altos, a la que nunca la vamos a dejar sola”.

Sandoval Díaz destacó que se han tenido, “y seguiremos teniendo muchas reuniones” para coordinar las acciones a favor de la región alteña.