Jalisco será laboratorio de programa de madera legal

Cada año se comercializan en el estado 3.5 millones de m3 de madera, 65% de la producción nacional, pero sin garantizar que no derive del tráfico ilegal.

Ciudad de México

La madera ilegal, extraída de los bosques mexicanos o importada de otros países, es uno de los problemas ambientales más graves a nivel planetario, y Jalisco se ha impuesto como misión de ser el primer centro de comercialización del país que se acerque a la legalidad plena, con la creación de un programa que ya firmaron el gobierno del estado y la asociación civil Reforestamos México, y que deberá dar resultados en el mediano plazo.

La organización realizó estudios de mercado en la Ciudad de México y en Guadalajara; en la primer zona se consumen hasta siete millones de metros cúbicos anuales de madera; en Jalisco, el volumen alcanza 3.5 millones de m3. En ambos casos, el gobierno es comprador principal del insumo para sus obras públicas: absorbe 65 por ciento del volumen en la capital del país, y 43 por ciento en el caso de este estado, explicó Daniel Sánchez y Sánchez, jefe de incidencia.

Según la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), 28 por ciento de la madera que se importa o exporta es de origen ilegal.

“Hemos escogido Guadalajara porque tenemos un trabajo avanzado con las autoridades locales, hay un compromiso de empezar con las licitaciones para obras públicas del gobierno, que se garantice que la madera consumida sea de origen verificable, aunque queremos que se haga una actualización del Registro Nacional Forestal para que se pueda garantizar este tipo de compras”, añadió. Espera que pronto este programa se concrete en una primera licitación con estas características. Un segundo sitio para aplicar la experiencia será la propia capital del país. Y luego, otras regiones.

Hay antecedentes. En el gobierno de Felipe Calderón se modificó la Ley de Adquisiciones para obligar a que el gobierno comprara madera certificada, pero esto “nunca aterrizó”. El modelo que aplica Reforestamos México tiene antecedentes interesantes en dos ciudades sudamericanas: Bogotá, Colombia y Sao Paulo, Brasil. “La idea es que es más sencillo vigilar la demanda que la oferta”, por lo cual el modelo se fortalecería si la Profepa (Procuraduría Federal de Protección al Ambiente) concentrara esfuerzos en vigilar los centros de consumo, dijo por su parte el subdirector de políticas públicas de la asociación, Emilio Cruz Sánchez.

Sobre el tema, la titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial de Jalisco, Magdalena Ruiz Mejía, reconoció que se trata de un programa prioritario que esperan aterrizar en el mediano plazo.

“Buscamos propiciar políticas públicas para las obras dentro del estado y permitir que por su parte, el sector privado tome mejores decisiones de compra, para que así se cumpla con las políticas de sustentabilidad para la compra de madera, privilegiando con incentivos el consumo responsable, […] la idea es que se condiciones que toda la obra pública sea siempre utilizando madera legal”.

La medida ayuda a los silvicultores de Jalisco, pues muchas veces su madera no encuentra mercado porque no se puede acreditar su origen, “queremos proteger a este mercado dentro del estado”.

Además de condicionar las obras públicas, “nos estamos sentando a platicar, primero, con constructoras grandes, con desarrolladoras de gran consumo de madera para la obra negra; hay constructores y contratistas que asumen el compromiso de contar con un procedimiento para que sus proveedores adquieran madera legal o con registro”, añadió.

Reforestamos México también promueve dos proyectos más, asociados, para fortalecer la legalidad del sector: establecer un indicador de legalidad forestal, en el Programa Forestal Nacional, y un índice de competitividad forestal.

Jalisco está entre los cinco principales productores forestales del país, pero apenas provee unos 400 mil m3 de madera por año, menos de 12 por ciento de su consumo.

Claves

Un estado boscoso

- Jalisco tiene alrededor de 4.8 millones de hectáreas forestales, equivalentes al 3.4% del total nacional. Su industria forestal aporta menos de medio punto porcentual de la riqueza del estado

- El volumen total de madera en pie se estima en alrededor de 202 millones de m3 rollo, 87% en bosques y 13% en selvas. El incremento corriente anual de coníferas se estima en 1.7 millones de m3 rollo por año. Sin embargo, se extraen legalmente sólo 400 mil m3 por año

- Una clasificación de la superficie: la de conservación forestal se extienden sobre 629 mil hectáreas; terrenos arbolados con productividad alta y media, 963 mil ha; terrenos arbolados con productividad baja, 2 millones de ha; potencial de plantaciones forestales comerciales, 200 mil ha y terrenos forestales degradados, 1.4 millones de ha

Fuente: Programa Estratégico Forestal del Estado de Jalisco 2007-2030