Jalisco, estancado en cifra de embarazos adolescentes

La entidad aparece por encima de la media nacional en cuanto a la tasa de fecundidad en menores de veinte años, es decir, con más hijos en la adolescencia.
Mamás adolescentes.
En el 2014, casi 19 mil jovencitas fueron atendidas por parto o cesárea . (Milenio)

Guadalajara

Tres meses después de su fiesta de quince años, Vicky supo de su primer embarazo. Abandonó la secundaria a tan sólo tres meses de terminar el último grado y dejó la casa paterna para irse a vivir con su novio –él de 19- a casa de sus suegros. La chica, vecina de Zapopan, tiene ahora veinte de edad y ya es madre de tres hijos, dos niñas y un varón. “Ya no”… contesta sobre si piensa tener más. Ruborizada, admite que se están cuidando, pero la joven pareja no es la excepción sino la regla en la familia: Su suegra, su madre, sus dos hermanas y sus cuñadas fueron madres adolescentes.

Aunque dice que le ha ido bien, Vicky no piensa en casarse. Tampoco se le ocurre volver a estudiar pues debe cuidar a sus hijos. Con su pareja vive ahora en un asentamiento por la carretera a Saltillo, al norte del municipio, en una casita que como pueden han ido construyendo. En 2014, ella fue una de las casi 19 mil adolescentes que fueron atendidas por parto o cesárea en alguno de los hospitales públicos de la Secretaría de Salud  Jalisco (SSJ).

“Esa cifra no se ha incrementado ni disminuido prácticamente en los últimos cinco años. Aproximadamente de todas las mujeres que acuden embarazadas a centros de salud de la Secretaría, casi el 30 por ciento de ellas son menores de veinte años. Esto no quiere decir que no tenga nuestra atención. Es un problema prioritario”, aseguró en entrevista con MILENIO JALISCO, la coordinadora estatal de Planificación Familiar de la SSJ, Josefina Figueroa Solano, tras referir que ha sido ligera la variación en la tasa de embarazo adolescente del estado de 2011 al 2014: 27, 27.5, 27.2 y 26.3 respectivamente contra el total de eventos obstétricos anuales.

El año pasado cerró con un registro de 19 mil 881 embarazadas adolescentes que acudieron por primera vez a consulta prenatal en las unidades de salud de la dependencia, mientras que del total de mujeres que se atendieron en partos, cesáreas o algún legrado, 18 mil 485 eran chicas menores de veinte años que representan 26.33 por ciento de quienes tuvieron algún evento obstétrico en hospitales de la Secretaría de Salud, refirió la funcionaria.

La inmensa mayoría de estas jóvenes madres se concentran en el grupo de 15 a 19 años, pero en el registro estatal, la madre de menor edad tenía tan sólo diez años. Las adolescentes que tenían menos de 15 años al momento del parto representan en México el 2.44 por ciento del total, cifra que es cerca del 3 por ciento en Jalisco, con más de 500 casos (INEGI, 2013). 

Llama la atención que, sin tener las condiciones de pobreza y grave rezago de entidades del sureste de México, en la Encuesta Nacional de Dinámica Demográfica 2009 (Enadid), la más reciente disponible, Jalisco aparece por encima de la media nacional en cuanto a la tasa de fecundidad de adolescentes, es decir las madres adolescentes aquí tienen mayor número de hijos que en otros estados de la república.

Para la  Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos (Ddeser) en Jalisco, lo anterior es evidencia de la falta de políticas de prevención en materia de sexualidad dirigidas a la población adolescente, especialmente durante el sexenio pasado, pues aunque se cuenta con los mismos programas, en la práctica coincide con ser el periodo de mayor número de eventos obstétricos en este grupo de edad, de 1985 al 2014, con una cifra récord de más de 27 mil en un año.

Violencia sexual está oculta

La coordinadora estatal de Planificación Familiar de la SSJ dijo no contar con estadísticas de embarazo en adolescentes producto de violencia sexual, aunque es una realidad que existe, pero la cifra está oculta. “No es algo que abordamos directamente con ellas” durante la atención prenatal y de resolución de su embarazo, apuntó.

Aún cuando puedan ser inquiridas por otras áreas, por ejemplo trabajo social, o “incluso por los pediatras una vez que nace el bebé, quienes les preguntan si el embarazo fue deseado, hay un gran subregistro… Te pueden decir que sí, que el embarazo fue deseado, fue buscado, pero afuera a muchas de ellas las están esperando porque son chiquitas víctimas de abuso sexual (en sus familias). Desafortunadamente no tenemos una fuente oficial que te pueda compartir”, respondió Figueroa Solano.

“Lo que sí tenemos normado en la SSJ es que cada vez que llegue a nuestro centro de salud y a nuestros hospitales una chica de 15 años o menos por un control prenatal, debe hacerse notificación inmediatamente al Ministerio Público. Esto fue derivado de una recomendación de la Comisión Estatal de Derechos Humanos”, agregó.

La política pública de atención al embarazo en adolescentes se encuentra inmersa dentro de los programas Arranque parejo en la Vida y Salud Sexual y Reproductiva, ambos de carácter nacional, instituidos desde el sexenio pasado, pero sin resultados contundentes en el escenario general.

En el informe “La infancia cuenta en México 2014”, elaborado por la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) y presentado el 17 de febrero pasado, se volvió a hacer énfasis en que el tema de la maternidad adolescente es uno de los grandes pendientes por resolver a nivel nacional. Las organizaciones civiles que integran esta red señalan un aumento del 6 por ciento en el número de niñas de entre 15 y 17 años de edad que fueron madres entre 2005 y 2012 en el país.

La Redim señala que el embarazo en la adolescencia incide en perpetuar condiciones que atentan contra el derecho de las niñas al pleno desarrollo, pues en muchas ocasiones trunca sus proyectos  de vida y aumenta su vulnerabilidad al abandonar estudios y posibilidades de trabajo, aunado a que muchas hacen frente solas –sin la ayuda del padre- a la manutención y crianza de sus hijos.  La Enadid refiere que 80 por ciento de las madres adolescentes no están casadas.

También en febrero pasado, el presidente Enrique Peña Nieto presentó la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes, con que el gobierno federal ofrece responder a esta compleja problemática.

Estrategia Nacional de Prevención

Reducir la cifra de embarazos en adolescentes y eliminar la maternidad en menores de catorce años de edad es una meta planteada por el gobierno federal actual. En esta entidad, corresponderá al Instituto Jalisciense de las Mujeres (IJM) coordinar a las diversas dependencias de gobierno y organizaciones civiles en ese empeño.

Erika Loyo, presidenta del IJM, señaló en entrevista que en Jalisco existe una mesa de trabajo interinstitucional de Salud Reproductiva coordinada por este Instituto. Ahora, “vamos a cuadrar los trabajos de esa mesa con la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes”, dijo. Dicha estrategia fue presentada en Los Pinos el mes pasado. La funcionaria no abundó en más detalles que, al parecer, aún se definen.

La idea general es que los Institutos de las Mujeres sean rectores en cada estado de una estrategia intersectorial que incluye a las Secretarías de Salud, Educación, Desarrollo Social, al Sistema DIF, a instancias de mujeres y otras dependencias de gobierno, a organizaciones civiles, a las familias y a los mismos adolescentes, inscritos o no en el sistema educativo.

Datos de 2014

26.33% de los partos y cesáreas atendidos en hospitales de la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ) fueron de madres adolescentes

18 mil 485 chicas menores de veinte años tuvieron algún evento obstétrico (parto, cesárea o legrado) en hospitales de la SSJ

97% de las madres adolescentes se concentran en el grupo de 15 a 19 años de edad

3% de las madres adolescentes son menores de 15 años

2.24 hijos por mujer es el promedio en Jalisco

38.5% de las madres adolescentes usaron algún método anticonceptivo  en su primera relación sexual, según la Enadid 2009

40% de las adolescentes sexualmente activas en Jalisco utiliza algún método anticonceptivo, según la Enadid 2009

No se especifica el número de embarazos adolescentes producto de la violencia sexual

 

Fuente: Secretaría de Salud Jalisco (SSJ)