Secretario de Salud presentó al gobernador propuesta de ajustes presupuestales

Para paliar el déficit por 2 mil 800 mdp que arrastra la Secretaría de Salud Jalisco, plantea reducir estructura burocrática.
Jaime Agustín González
Jaime Agustín González (Maricarmen Rello)

Guadalajara

La Secretaría de Salud Jalisco (SSJ) arrastra en la actualidad una deuda que asciende a 2 mil 800 millones de pesos; un problema que no se ha podido solventar, informó su titular, Jaime Agustín González Álvarez, quien entregará el cargo el próximo lunes, tras haber presentado su renuncia el pasado 15 de abril.

"El tema del déficit presupuestal sigue siendo grave... ahorita andamos sobre los 2 mil 800 millones de pesos, es casi la mitad del presupuesto, es algo muy desgastante", apuntó en entrevista, tras admitir que la insuficiencia económica fue la mayor dificultad que afrontó como secretario de Salud. Por ello, es que antes de dejar la Secretaría de Salud, presentó al gobernador del estado, Jorge Aristóteles Sandoval, una propuesta para hacer ajustes presupuestales a la dependencia, la cual implica reducir el número de regiones sanitarias y con ello la estructura burocrática; así como un programa de retiro voluntario.

"Lo que yo le propuse al señor gobernador, generaría economías de 600 millones de pesos al año", apuntó. "Tenemos trece regiones sanitarias, una de mis propuestas es desaparecer algunas regiones sanitarias y conjuntarlas. Yo propondría que en vez de trece fueran siete. ¿Por qué? Porque cada región sanitaria tiene un director, un director de Recursos Humanos, un director jurídico, una Contraloría. En cada región se repiten las funciones, entonces ahí se optimizaría el recurso, desde el punto de vista de recursos humanos, y se tendría una mayor vigilancia", detalló. 

Otra propuesta que plantea el secretario implica poner en marcha un programa de retiro voluntario para atender las próximas jubilaciones, que estimó podrían ser alrededor de 500. Este retiro sería gradual, incentivando con el pago extraordinario de sueldo anticipado y las plazas libres quedarían congeladas.

Jaime Agustín González dijo que además es urgente echar a andar un sistema de digitalización para poder tener control de los recursos humanos,  que permitiría conocer en tiempo real las asistencias del personal. "Ése programa cuesta alrededor de 15 millones de pesos, no es algo muy caro... yo te aseguro que al año tendría beneficios mínimos, nada más de ese programa, de 50 millones de pesos". Con 17 mil trabajadores, la SSJ es la segunda dependencia más grande del estado después de la Secretaría de Educación.

Antonio Cruces Mada, hoy responsable del Seguro Popular Jalisco, recibirá la SSJ con este déficit, a su vez legado de la pasada administración estatal que, en su punto más álgido llegó a ser de alrededor 3 mil 500 millones de pesos, anotó el secretario. La mayor deuda se tiene con la empresa Dimesa, S.A. de C.V. proveedora de medicamentos a los más de 3.6 millones de pacientes afiliados a este esquema; el Hospital Civil de Guadalajara es otro de los proveedores con una deuda importante, sobre 300 millones de pesos. 

En cuanto a lo alcanzado durante su gestión, el secretario de Salud respondió que en el trienio se concluyeron obras de infraestructura pendientes, muchas de ellas en controversia por demandas, debido a  que ya había recursos comprometidos; o bien, que se les entregó dinero pero no lo habían ejercido. "De estas 110 obras se lograron terminar alrededor de 40 obras y están en proceso de ya entrar en funciones. Creo que ha sido un gran logro", refirió.

A pregunta expresa respondió que una de las obras hospitalarias que le deja más satisfecho es la construcción del Hospital Multicultural en Huejuquilla El Alto; así como haber arrancado la implementación del sistema de citas, en vez de fichas, en los centros de salud. Lamentó, en el mismo rubro, que sólo se haya podido instalar en 35 por ciento de las 583 unidades, reto que legará a su sucesor.

En el aspecto epidemiológico, González Álvarez enumeró también la mejora sustancial en la mayoría de indicadores, con los cuales los mide el gobierno federal mide el desempeño de las secretarías de Salud en los estados. Entre estos, el de embarazos adolescentes, donde se pasó del lugar 28 al 12.